A pie de calle

Ianire Angulo Ordorika, Religiosa Esclava de la Stma. Eucaristía
Religiosa Esclava de la Stma. Eucaristía

Mi cuesta de enero… y la de todos

Quien conoce Granada sabrá lo empinada que está la cuesta de San Cecilio que es necesario subir para llegar hasta donde yo vivo. Hay que mentalizarse y armarse de ánimo para emprender un ascenso que te convierte en hogareña, porque aumenta las ganas de llegar a casa. Regístrate en el boletín gratuito y recibe un

Compartir

Las páginas del nuevo año

Me encantan los objetos de papelería. Aunque me contengo mucho, los cuadernos, libretas y post-its atraen mi atención de manera inevitable. Lo gracioso es que la mayoría de las veces no sé a qué los dedicaría ni que uso les daría, pero esta razón práctica no puede acallar el modo en que me hipnotizan. Cuando quiero pensar

Compartir

En Navidad, todos en pañales

La Navidad se ha convertido en un festejo compartido por todos. No hay ciudad ni centro comercial que no remita a ella en sus adornos, ofertas o iluminación. Si bien en estas fechas todos nos unimos en los deseos de paz y amor, no tengo todas conmigo de que nos sintamos igual de acordes con

Compartir

Próxima estación: Esperanza

La casa en la que me alojo cuando me tengo que quedar en Madrid, que últimamente es con mucha frecuencia, está en la línea 4 del metro, que tiene una estación llamada ‘Esperanza’. Os confieso que en más de una ocasión he estado tentada de pasarme de parada para poder escuchar eso de: “Próxima estación:

Compartir

No te lo esperas si no esperas

Cada vez estoy más convencida de que solo hace falta estar atenta a lo que sucede alrededor para descubrir pistas y gestos que nos ayuden a vivir. Muchas veces hasta las paredes hablan y nos regalan mensajes. Eso me pasó el otro día en una calle de Granada en la que encontré una pintada que

Compartir

Saborear con intensidad

Hace unos días que estuve compartiendo el día con una comunidad de Granada. Algunos miembros de ese grupo cristiano eran sordos y, a mi lado, tenía a una traductora a lenguaje de signos que iba convirtiendo mis palabras en gestos, movimientos y vocalizaciones sin sonido con una expresividad asombrosa. La presencia de Luisa junto a

Compartir

Dios quiere que seas tú mismo… y nada más

Hay personas que desearían pasar desapercibidas. No me refiero a esa gente “gris” que, por no destacar ni por encima ni por debajo de los demás, por no ser ni demasiado revoltosos ni demasiado brillantes, pasan inadvertidos para quienes los tienen a su cargo. No, me refiero a aquellos que, porque no se quieren lo

Compartir

La otra ruta

Una de mis rutinas cotidianas es subir caminando a la Facultad donde trabajo. Es un paseíto que disfruto cada mañana y que, además, evita que me anquilose demasiado. El caso es que el otro día llovía y, en el momento en que pasaba junto a la parada, apareció el autobús que lleva a mi destino.

Compartir

Jesús fue un friki del Reino de Dios

No tengo ningún reparo en confesarme como una ‘friki’ de la Biblia, por eso me puse tan contenta cuando la Real Academia de la Lengua introdujo este término en el diccionario. En su tercera definición afirma que el adjetivo denomina a una “persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición” y, ciertamente, me siento muy identificada.

Compartir

El silencio: apuesta por la concordia

No os voy a negar que, con la que está cayendo, me siento bastante tentada de escribir sobre la cuestión política y social que estamos viviendo en estos días. Se queda solo en “tentación”, porque creo que tengo muy integrada una de esas normas no escritas que una aprende de pequeña: para mantener la armonía

Compartir