Evangelio del día

La gente que escucha

San Bonifacio



Evangelio: Marcos 12,35-37

En aquel tiempo, mientras enseñaba en el templo, Jesús preguntó:

«¿Cómo dicen los escribas que el Mesías es hijo de David? El mismo David, inspirado por el Espíritu Santo, dice: “Dijo el Señor a mi Señor: ‘Siéntate a mi derecha y haré de tus enemigos estrado de tus pies’”. Si el mismo David lo llama Señor, ¿cómo puede ser hijo suyo?». La gente, que era mucha, disfrutaba escuchándolo.

Comentario

Y disfruta al oír las palabras de Jesús. La gente que está sedienta de su presencia mientras los escribas siguen empeñados en buscar motivos para dejarlo en evidencia. Una evidencia que se centra en falsos silogismos de forma, porque evitan entrar en el fondo de la cuestión. La gente sabe a quién escucha y disfruta escuchándolo, porque no tienen los filtros que ponen los que ven más allá de la verdad que reluce. También nosotros estamos invitados a ver más allá y a disfrutar como lo hacía la gente sencilla que lo escuchaba en los caminos.