Evangelio del día

Le pidieron un signo

San Simeón



Evangelio: Marcos 8,11-13

En aquel tiempo se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús; para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo. Jesús dio un profundo suspiro y dijo: «¿Por qué esta generación reclama un signo? En verdad os digo que no se le dará un signo a esta generación». Los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla.

Comentario

Dichosos nosotros que hemos creído, felices los que intentamos diariamente seguir a Jesús. Adentrarnos por los caminos del seguimiento de Jesús nos hace ser unos privilegiados. Porque nuestra fe no depende de signos o de señales, sino de la experiencia de amistad y de intimidad con Cristo. Cuando exigimos señales para ver si Dios es digno o no de nuestra credibilidad, nos convertimos en unos jueces llenos de soberbia. Nuestra posición frente a Dios nunca puede ser de exigencia, sino de humilde gratitud por haber puesto su mirada misericordiosa sobre nosotros. Reconocer con humildad que todo lo que vivimos y lo que somos es un don gratuito de Dios, nos hace no exigirle nada, sino agradecerle todo.