.


Evangelio del día

No quiere que se pierda ni uno de estos pequeños

Santa Eulalia de Mérida



Evangelio: Mateo 18,12-14

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: «¿Qué os parece? Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida? Y si la encuentra, os aseguro que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. Lo mismo vuestro Padre del cielo: no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños».

Comentario

Al corazón le duelen las pérdidas que sufrimos a lo largo de una vida. Perdemos personas, perdemos habilidades con el paso del tiempo. Perdemos oportunidades que nunca han de volver. Dejarse encontrar es lo que devuelve a la vida alegría y esperanza. Todos nos perdemos alguna vez, confundidos por ofertas de felicidad, por espejismos que nos hacen salirnos del camino. Tenemos un Dios que no deja de buscarnos en todas las épocas de la vida. Dejémonos encontrar. Dejemos que nos cargue sobre sus hombros, que nos limpie de espinas y de zarzas y que nos regale situar nuestra mirada a la altura de la suya. Así nos convertiremos nosotros en buenos pastores que ayudan a buscar a otros perdidos.