Pliegos
Portadilla del Pliego nº 3.172

Ciudadanos del cielo

En estos días de duelo, agravado por la imposibilidad de despedirnos de nuestros seres queridos, se acumulan las preguntas. Como creyentes, somos llamados a no estar a merced de lo caduco, a no anclar nuestras vidas en el momento presente. Lo eterno no se mide, permanece. Dios es nuestro puerto de inicio y de retorno. Los sucesos pasan, Él permanece. Por la fe, es tiempo de vivir en anticipo lo que esperamos como ciudadanos del cielo.