Pliegos
Portadilla del Pliego nº 3.149

El síndrome (y el mensaje) de las iglesias vacías

Inquietud, desazón, indiferencia, autocrítica, resignación… Son muchas las reacciones que suscita el creciente abandono de las denominadas “prácticas religiosas” en los países tradicionalmente cristianos. Si bien es importante conocer cómo encaja la Iglesia este complejo fenómeno, no menos decisivo resulta seguir reflexionando sobre un “síndrome” –el de los templos cada vez más vacíos– que encierra también un mensaje para pastores, sacerdotes y laicos. Es tiempo de abandonar quejas y lamentos, de cambiar las preguntas y de mirar de nuevo la cuestión de fondo: ¿dónde está Dios?