Autores

Silvia Somaré, ecj

Patrimonio de la Humanidad

"Es una tarea de todos descubrir este Patrimonio en el interior de los corazones, propio y ajeno y conservarlo como el tesoro..."

Los pobres y oprimidos (ricos y famosos)

"Pueden o no tener dinero, pero su autorreferencia u 'ombliguismo' es tan abundante que se vuelven ciegos y para conservar eso, que creen una riqueza, son capaces de hacer cualquier cosa; desde negar su propia historia personal hasta aparentar una nube de felicidad".

Una casa chiquitita

"Así como tenemos que cuidar la casa en donde vivimos y viven nuestros seres queridos, con más razón debemos cuidar la casa común que nos ha sido regalada y que heredarán las generaciones que nos siguen".

¿Qué hacemos en la vidriera?

"Esa letra describe la vidriera de una juguetería en un clima frío. Del lado de adentro están impacientes los dueños del negocio esperando vender los juguetes de la vidriera y, del lado de afuera niños que suspiran y sueñan con tener esos juguetes, para ellos, inalcanzables"

Fe inculturada, cultura evangelizada

"En nuestros pueblos evangelizados se ha producido un encuentro entre fe y cultura, encuentro que algunas veces, ha sido un verdadero choque con el saldo de la muerte de la cultura local".

El permiso de la mujer

"Dios necesitó del Sí de María para habitar en este mundo. Una respuesta que se dio después de que María preguntara cómo sería esa encarnación y discerniera, guiada por la Gloria de Dios. ¡Dios necesitó del permiso de una mujer! ¡Quiso necesitar del permiso, del sí de María!"

La vida se alimenta de la muerte

"No solo hablo de la muerte de las personas, también me refiero a todos los ciclos de la vida. Con cada atardecer muere la luz del día, con cada amanecer nace; en otoño se les mueren las hojas a los árboles, en primavera las flores y en verano los frutos; con la adolescencia muere la niñez y así con todo lo que nos rodea, la existencia es una constante tensión vida-muerte".

María, Madre del Pueblo

"La devoción y culto a María genera unidad y no necesita mayores explicaciones, todos se encolumnan detrás de ella y todos tienen un diálogo, una gracia, una historia que contar en donde por su mediación y presencia se recibieron favores, pero favores de los maternos; ésos que desbordan la necesidad y el consuelo"

Un peligro llamado jóvenes [1]

"¡Siempre se les ocurren ideas descolocadas! ¡Son un peligro! Menos mal que la juventud es una enfermedad que se pasa con el tiempo".

Ladrones de bienes invisibles

"'Evangelii gaudium' dice, con énfasis, que no tenemos que dejarnos robar. Consejo que parece salido de una secretaría de seguridad. No es así. Se trata de seis nociones que si nos las dejamos robar se pierde la Alegría del Evangelio"