.


Autores

Silvia Somaré, ecj

No me dejes caer en la tentación… del mal humor

"El humor ayuda también a estar de buen humor, y si estamos de buen humor es más fácil convivir con los demás y con nosotros mismos. El humor es como agua que brota naturalmente de la fuente; tiene algo más: se percibe en ella la vida, el movimiento".

Humanidad se escribe con H

"Se me ocurrió pensar que esta letra muda que no le cambia nada al sustantivo humanidad, es la que le da el plus, lo invisible, lo gratuito".

Vivir en una isla

"Ellos muestran, además, de un desarrollo artístico y arquitectónico, la trascendencia del hombre que necesita de un Dios para su vida y el reconocimiento del bien que hicieron los antecesores".

El modelo judío

"En el último Iom Kippur, el 9 de octubre, golpearon más fuerte en mi corazón los signos que tiene la celebración. Pensé ¿y si aplicamos el modelo judío?".

¿Femeninas o feministas? El rol de la mujer en la patria naciente

"Mirar la sociedad teniendo en cuenta los roles, las representaciones, los derechos y deberes de las personas de acuerdo a su género, es adoptar una perspectiva de género. Situación que es necesaria para ver que todas las personas sean tratadas, según su igual dignidad".

¡Cómo me dueles, Iglesia!

"Es mi familia, y me duele cuando los miembros de esa familia nos adueñamos de este regalo para aspirar a cargos, para manipular, para ascender, para lastimar, sencillamente porque nos olvidamos de amar".

La buena prensa o la prensa prensada

" La Iglesia tiene buena prensa con los santos de al lado, con la tarea misionera de cualquiera de sus miembros, desde una catequista hasta el papa; contrariamente, tiene mala prensa cuando la incoherencia nos domina y corremos tras la propia prensa dejando de lado la de nuestros hermanos..."

Salud versus Vejez 

  • "Si nos faltan los valores estaremos enfermos de anorexia de humanidad. Enfermedad que no respeta edades, lo mismo que el analfabetismo afectivo".
  • "Cada etapa de la vida debe transitarse como la vida lo merece, buscando que se patentice la belleza del corazón que, sólo aparece maquillándolo con buenas acciones..."

La casuística y la posverdad

La casuística y la posverdad se transforman en estilos peligrosos cuando la casuística impone la generalización de hechos o cuando argumenta a la posverdad, con un determinado punto de vista.

¿Es buena la política?

"Cuando tenía 20 años y soñaba como todos los jóvenes con cambiar el mundo para bien, empecé a militar en un partido político y quería ser diputada nacional para representar al pueblo. Mi papá me apoyó y me advirtió sabiamente que, de llegar, iba a ser empleada de ese pueblo, para el que tenía que trabajar tanto para los que me elegirían como para aquellos que no”