Autores

Silvia Somaré, ecj

¿Es buena la política?

"Cuando tenía 20 años y soñaba como todos los jóvenes con cambiar el mundo para bien, empecé a militar en un partido político y quería ser diputada nacional para representar al pueblo. Mi papá me apoyó y me advirtió sabiamente que, de llegar, iba a ser empleada de ese pueblo, para el que tenía que trabajar tanto para los que me elegirían como para aquellos que no”

Los problemas de la libertad

"Para ser sincera, esta reflexión surgió cuando volvía del sepelio de dos ex alumnos que murieron en un accidente por no respetar un semáforo en rojo. Se tomaron esa libertad, acabaron en un instante con sus vidas y entristecieron para siempre las de su familia y amigos (yo entre ellos)".

El sexto continente

"Hoy podemos decir con toda certeza de que se ha creado un sexto continente: el continente digital, el mundo de las redes sociales, la comunicación invisible".  

Validez actual del Corazón de Jesús

"Ahora se trata de preguntarnos sobre la validez y posibilidad del carisma del amor y la reparación. Son dos caras de una misma moneda: solo quien ama repara y para reparar es necesario amar. Quien se decida a vivirlo deberá asumir que siempre le llegarán objetos rotos, que de modo artesanal deberá tomar y reparar individualmente de manera misericordiosa y con el estilo de Jesús".

Las “mártires” de los Mártires

"... estas valientes mujeres siguieron llevando el pan del evangelio, de la paz y la justicia a la gente del pueblo. Junto al miedo por lo que pasaba sentían la fortaleza que Dios les daba. Una de ellas nos dice: ≪nos sentíamos raras, tanto sufrimiento y tanta paz≫".

La escasa novedad de ‘Evangelii gaudium’

"... y en sintonía con María en el Evangelio, vivenciar que Dios se fija en nuestra fragilidad y que su misericordia no pasa jamás. Allí se encuentra la fuente eterna a la que estamos llamados a beber siempre".

Ella ha dado todo (Marcos 12,41)

"Pensando en la frase 'la mujer lo ha dado todo', me recuerda a las mujeres cuando gestan un hijo… dan su cuerpo, lo dan todo, lo comprometen en bien de esa vida que Dios les pidió que custodien por nueve meses ¡y para toda la vida!"

¡Yo quería ser jugador de fútbol!

"Me apena cuando por desarrollar nuestro ser, atentamos la dignidad de los demás, la convivencia social y hacemos de la agresividad un modo de expresión. Me alegra cuando caminamos aún con heridas, buscando contemplativamente lo que al mundo lo hace más humano..."

Mi espíritu se alegra porque Dios me ha mirado (Lucas 1, 46)

María se alegra al descubrir la presencia de Dios que la envuelve, que la habita y que la envía. Camino que emprende en subida y en bajada, con gozos y con cruces, con un Dios muy nítido y con situaciones en que parece esconderse, con palabras y con silencios.

“Ahí tienes a tu madre” (Juan 19,27)

En la maravilla de la creación Dios nos crea con una madre, todos nacemos de una mujer a quien se llama madre y a la vez Él para humanizarse, quiso necesitar de una madre y se hizo hijo de ella y con la vivencia de un parto doloroso, nos la compartió para siempre.