Autores

Cristina Inogés Sanz

sinodalidad

Vienen y van (algunos se quedan)

Siempre he procurado seguir la actualidad eclesial, la eclesiástica por interés personal y por interés “profesional” y, últimamente, hay una palabra que no deja de aparecer, día sí y día también,

Teresa de Lisieux: una mujer de (y en) misión

“Sorprende que una mujer joven, hablara tan abierta y convincentemente de su vocación sacerdotal y, no menos sorprendente es que, precisamente en esa Iglesia, nadie se rasgara las vestiduras porque lo hiciera”

Cura de almas en tiempos de la Covid-19

“Tradicionalmente, la cura de almas, está destinada a ser ejercida por el párroco o por el sacerdote que tiene confiado a su cuidado a un grupo de fieles. Sin embargo, ¿no será tiempo ya de ir abriendo la posibilidad a los laicos preparados?”

Oportunidad perdida

“Acabado el confinamiento, se ha vuelto a insistir en el ‘precepto’, en la obligación, en lugar de aprovechar la ocasión para resaltar la invitación, la celebración, la fiesta, la participación. Celebrar la eucaristía todos juntos, hacerlo con alegría, nada tiene que ver con ir a misa”

Joseph Moingt, ¿el olvidado?

“Sus revolucionarias ideas sobre cómo ir avanzando y aportando soluciones a la falta de sacerdotes no solo no gustaron –pese a que ahora se barajan algunas de esas posibilidades sin citarlo a él–, sino que terminaron de señalarlo teológica, pastoral y personalmente”

María Magdalena: ni mito ni leyenda

"Ahora hay, oficialmente, una mujer apóstol, ¿qué nos impide serlo a las demás? El primer gran paso está dado por Francisco. Solo falta que, quienes desde el altar leen el prefacio dedicado a María Magdalena, sean capaces de ver lo que entre líneas también dice el texto"

Protocolo y formación religiosa

Se ha celebrado, organizado por la Conferencia Episcopal Española, el funeral por las víctimas del coronavirus. Algunas instituciones presentes en este acto, lo han comentado en redes sociales con profusión

Gatopardismo

"En la Iglesia, también se da. Uno de los puntos más candentes donde parece campar a sus anchas, es la realidad de la mujer en la Iglesia. ¿Palabras a favor de las mujeres? Todas y unas pocas más; ¿realidad? Otra muy distinta"

Pentecostés: la duda y el soplo

"La Doctrina Social de la Iglesia nos anima a salir a la plaza pública y hacer visibles los valores del evangelio, a la vez que contribuimos con nuestro compromiso político y social al desarrollo del hombre en una sociedad más justa y equitativa. Sin embargo, cuando algunos cristianos toman esa decisión y actúan en consecuencia, se sienten un poco solos"

Ficción y realidad en tiempos de Covid-19

"A Dios lo que más le importa –y lo debemos de tener claro– es la naturaleza y el grado de entrega de nuestro amor al prójimo que tiene mucho que ver con la actitud interior con la que Jesús de Nazaret vivió su vida"