A pie de calle

Ianire Angulo Ordorika, Religiosa Esclava de la Stma. Eucaristía
Religiosa Esclava de la Stma. Eucaristía

El adiós de Rubalcaba y los artesanos de la bendición

El otro día, ante el fallecimiento repentino y prematuro de un político relevante en España, muchos miembros de otros partidos valoraron su persona de forma pública. Me agradó mucho este gesto que, en realidad, no nos debería sorprender. No solo lo digo porque tendría que ser lo normal reconocer los valores y actitudes positivas de

Compartir

Entre la transmisión y la traición

No creo ser sospechosa de resultar muy clásica con las formas y con las celebraciones litúrgicas. Además, me inquieta que en el ámbito eclesial utilicemos un lenguaje alejado de la vida, que la gente no entienda o que resulte extraño a las inquietudes cotidianas de las personas de a pie. Pero, a veces, la línea

Compartir

Unidad en lo diverso

Durante estos días, la situación política se está convirtiendo en el tema que polariza todos los debates, comentarios de sobremesa y charlas de café. Los análisis de “andar por casa” que cada uno ofrece sobre los resultados de las últimas elecciones, la valoración de las estrategias electorales de cada partido, la reflexión sobre las próximas

Compartir

La Buena Noticia… silenciosamente atronadora

No soy periodista ni mucho menos, pero me da la sensación de que las buenas noticias no venden. Los titulares tienden a rescatar la parte más escabrosa y esta tendencia aumenta en proporción al tono más o menos amarillento del medio de comunicación que sea. Esto hace que las malas noticias hagan mucho ruido y

Compartir

Semana Santa, un amor desmedido y desbordante

Las cosas más importantes de la vida no se pueden explicar bien. Nos faltan y expresiones capaces de transmitir la hondura de esas vivencias. Estas solo se comprenden desde dentro cuando se ha vivido algo parecido y eso permite colocarte en la piel del otro e intuir lo que debe estar sintiendo. El amor y

Compartir

Santa paciencia

Me encantaría tocar la guitarra, pero tengo que confesar que nunca conseguí aprender a hacerlo. Lo intenté durante un tiempo, pero en el momento en el que el fa mayor entró en mi vida y tuve que intentar contorsiones imposibles sin conseguir que emitiera un sonido algo parecido al que correspondía, opté por dejarlo. Fue

Compartir

Cambio de hora… y de mentalidad

Supongo que alguna ventaja tendrá esto del cambio de hora, pero a mí esto de adelantar una hora el reloj me mantiene desubicada durante un par de días. Además de lo que me cuesta pensar que me han arrebatado sesenta minutos de precioso y escaso sueño, siempre me asalta la sensación de que alguien me

Compartir

A mi sobrino Mikel

Mi sobrino pequeño se llama Mikel y tiene algo más de ocho meses. No le veo “en directo” desde agosto, pero gracias a las llamadas con vídeo de WhatsApp o a las fotografías que me envían a diario, puedo ir haciendo un seguimiento cotidiano de cada uno de sus avances. Desde cómo va variando su

Compartir

Contagiarse de los artistas de las fallas

En plena semana fallera en Valencia, no tengo ningún reparo en hacer confesión pública de mi más profunda ignorancia en relación a este tema. Eso sí, ya he comprendido algunas cuestiones importantes por tener amigos valencianos. Una de ellas es que no se puede llamar “paella” a cualquier “arroz con cosas”. Otra es que la

Compartir

Momentos grabados en la memoria

Hay acontecimientos que se nos quedan como tatuados en la memoria colectiva y, como si se paralizara el tiempo, recordamos exactamente qué es lo que estábamos haciendo, dónde estábamos y con quién cuando supimos de su desenlace. No me resulta difícil recordar cómo estaba visitando un monumento con unas Hermanas venidas del extranjero cuando supe

Compartir