Autores

Jesús Manuel Ramos

Jesús Manuel Ramos

La muñeca de sal

"En San Felipe Orizatlán, otro hermoso pueblo típico de la Huasteca tuvimos la oportunidad de convivir con una comunidad apostólica en cuyos miembros se pueden encontrar muchas personas que aún usan el náhuatl como lengua común. Durante nuestro fraterno encuentro, uno de los miembros de la comunidad nos contó una historia... La muñeca de sal no muere, sino más bien se integra de una forma íntima a ese mar que la abarca"

Tejer la confianza

"Mientras haya una familia que reciba en su seno al Señor Jesús, hay esperanza. No podemos dejarnos intimidar por las situaciones actuales, sino más bien, redoblar nuestros esfuerzos desde nuestras propias trincheras, para que la familia se mantenga en el camino correcto, sea fuente de confianza y cumpla cabalmente con su misión, pues 'cada familia, a pesar de su debilidad, puede llegar a ser una luz en la oscuridad del mundo'”

Una maroma nueva

"Que en este nuevo año sueñes en grande y consideres desplegar al máximo todos los talentos con que Dios te ha bendecido... Ni el sexo ni la edad son limitantes para mejorar tus capacidades, todo depende de la fortaleza de tus motivaciones. En la medida de tu compromiso, siempre hay la oportunidad de aprender una maroma nueva"

La herencia que todos podemos dejar

"Una de las grandes herencias que podemos dejar a nuestra comunidad, es precisamente nuestro ejemplo. Pienso que podemos ofrecer mucho con acciones simples"

El peligro de la comodidad

"Discúlpame si no te deseo un nuevo año lleno de comodidades; más bien te deseo un nuevo año lleno de retos que te lleven a alcanzar nuevas metas, con abundantes desafíos que te hagan abandonar tu zona de confort, con situaciones demandantes que te lleven a crecer y fortalecerte. Te deseo un año en el que descubras que sólo exigiéndote más y entregando más, es como encontrarás la realización personal"

La alegría en el servicio

"Es posible que el poseer bienes nos alegre temporalmente, pero tenemos una invitación para ir por la alegría que no se agota, la alegría que crece conforme se comparte, esa que permanece como una fortaleza cuando todo parece derrumbarse, esa que sabe sacar provecho de las adversidades e incluso de los errores"

La generosidad que nos transforma

"La pobreza y la generosidad no están reñidas... en mi experiencia, tu riqueza radica en lo que ofreces y no en lo que tienes"

La singular tarea de educar

"No son pocos los casos en que nuestros hijos se dirigen por un camino muy distinto al que esperábamos; que van por una ruta que nos inquieta o nos atemoriza, que caen en algunas trampas o que toman decisiones que nos parecen equivocadas. ¿Qué actitud debemos asumir en esas circunstancias?"

Todos herimos alguna vez

"La Redención nos alcanza a todos y ello significa que en medio de nuestras angustias y errores, si buscamos con atención, no estamos solos"