Autores

Antonio Gómez Cantero, obispo de Teruel

Antonio Gómez Cantero

Caminos del evangelio

Parece que fue ayer cuando salí de la parroquia de San Lázaro, en Palencia. Lo viví como un desgarro del corazón pues me costó separarme de la sagrada rutina y de las familias que la conformaban. Siempre es así, comienza un tiempo nuevo.
Imagen de archivo de una mujer en la celebración del miércoles de ceniza/CNS

Gozosamente marcados

Y es que la ceniza es de por sí un pequeño sacramento. Sabéis que se elabora con el ramaje con que se acogemos a Jesús en la celebración del domingo de Ramos del año anterior. Se queman las palmas, el romero, el laurel, el olivo… todo aquello que sirvió para la glorificación del Rey, se convierte en nada, en un pequeño residuo, en símbolo de penitencia”.

Por san Antón la gallina pon

“Leía un día que lo que se gasta en un mes en animales de compañía en Francia (imaginad que aquí más o menos) se puede podía erradicar durante un año el hambre en Etiopía y Eritrea. Y con lo que las naciones ricas gastamos en nuestros animales de compañía se solucionaría el hambre en el mundo. ¿No nos lo tendremos que pensar?”

La eterna novedad

“La eterna novedad, y lo más importante, es que el Hijo de Dios se hizo hombre para todos los pueblos de la tierra. Además, estos hombres sabios nos ayudan a caminar en la noche al encuentro con el Salvador”

Camino de humildad

“La apariencia rutinaria, que es lo que expresan nuestros belenes, oculta lo extraordinario. Lo rutinario encubre actitudes de mucho valor. Lo sencillo, lo no trascendental, es la calderilla de la vida”

Navidad es camino de salida

“Cáritas nos pide a todos que esta Navidad estemos ‘más cerca que nunca’. Caridad, querida comunidad, no es simplemente dar una limosna, no. Es compartir lo que es de todos”

La Inmaculada Concepción: plenitud y pequeñez

“Si de nosotros dependiera asimilaríamos plenitud con grandeza. De hecho, no lo sabemos expresar de otra manera cuando estamos vistiendo a María de ricos brocados, de bordados de seda y finos (y caros) hilos de plata y oro”

La provocación de la simplicidad

“Es necesaria la simplicidad, también en los objetivos, para centrarnos en lo verdaderamente necesario, en lo que, desde la mirada de fe, realmente nos urge en estos momentos de la historia que nos ha tocado vivir”

La pedagogía del amor (despedida)

“Cuantos mayores problemas tenga la sociedad, y dentro de ella nosotros los cristianos y católicos, más fuerte debe ser la opción comunitaria. Esto lo sabía bien Teresa de Jesús, en aquellos tiempos recios que le tocó vivir. ¡Y bien sabe Dios y la historia que no se quedó parada!”