Elena Furiase: “El padre Poveda fue un visionario”

La actriz da vida a a Josefa Segovia en la película ‘Poveda’

ELENA-FURIASE-POVEDA Josefa Segovia

ÁNGELES LÓPEZ | Elena Furiase encarna a Pepita, Josefa Segovia, la primera directora general de la Institución Teresiana, en la película Poveda. El filme se estrena el 4 de marzo y tuvo su preestreno dentro de la quinta edición de Madrimaná, que, en este Año de la Misericordia, pretende mostrar cómo el amor que Dios nos da tiene una acción educativa en muchos ámbitos. La cinta de Pablo Moreno se basa en la biografía de san Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana, asesinado al principio de la contienda civil y canonizado en 2003. La hija de Lolita desprende emoción al hablar de su personaje y de la colaboración que mantuvo con el sacerdote, pedagogo y escritor.

PREGUNTA.- Ya ha rodado Un Dios prohibido, basada en el martirio de unos seminaristas claretianos durante la Guerra Civil, ahora Poveda… ¿Está haciendo un máster clérigo-contienda?

RESPUESTA.- (Risas) Pues no lo vas a creer, pero este año estreno Soledad, también con Pablo Moreno, que trata de la vida de unas siervas de Cristo. No soy experta en Iglesia, pero son personajes con mucho cuerpo, mucha alma…

P.- Un hombre sensibilizado con la educación de las mujeres y los niños menos favorecidos. ¿Cuesta no sentirse atraído por una figura así?

R.- De hecho, quizá ni tú ni yo estaríamos aquí de no haber sido por gente como él. Fue un visionario y un avanzado. Deberíamos agradecerle todas sus iniciativas, y confío en que la película ayude más al público a acercarse a él.

P.- Encarna a Pepita Segovia, ¿cómo era su relación con el padre?

R.- Fue la primera mujer licenciada en Magisterio en España y, junto con el padre, luchó por introducir a las mujeres en el mundo académico. Su relación fue de respeto, admiración, complicidad. Para Pepita, Pedro fue su mentor y el empuje que necesitaba para hacer aquello en lo que siempre había creído. De haber seguido colaborando juntos podrían haber hecho grandes cosas, como lo fue la Institución Teresiana, por ejemplo.

P.- ¿Cómo ve a Francisco?

R.- Como muchos jóvenes de mi generación, andaba un tanto enfadada con la Iglesia, pero este Papa me ha reconciliado con ella. Me cae muy bien porque veo que, antes que cura, es hombre. Y está muy en el mundo y nada le es ajeno. Está humanizando a la Iglesia y dice las cosas sin tapujos. Debe tener muchos enemigos…

Leer entrevista íntegra solo para suscriptores

En el nº 2.978 de Vida Nueva

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
26/02/2016
Compartir