🎙️ El Podcast de Vida Nueva: La Iglesia se mete en política… del encuentro

Hoy estrenamos un nuevo episodio del Podcast de Vida Nueva con contenido seleccionado para ti con toda la actualidad de la Iglesia en el mundo

El podcast de Vida Nueva

En el reportaje principal de esta semana, Vida Nueva se hace eco del II Encuentro de Líderes Católicos Latinoamericanos que se celebró en Madrid el pasado fin de semana. A él acudieron 70 políticos de 19 países diferentes.



También daré un repaso a los temas que han ido aconteciendo en la vida eclesial durante la última semana. 

Para profundizar en la dimensión política de los católicos, vamos a escuchar a Julio César Rioja, un misionero claretiano que nos va a compartir algunas claves en la línea de lo que podemos leer en las páginas de Vida Nueva.

Para cerrar el episodio, la lectura del Evangelio de este fin de semana y su correspondiente reflexión a cargo de Ángel Moreno de Buenafuente.

Contra los muros, palabras

El paradigma socioeconómico en el que nos movemos obliga a las personas a levantar muros infranqueables entre las diferentes parcelas de su existencia. Y eso termina por convertirnos en consumidores autómatas que obedecen lo que dicta el mercado como si las leyes de este fuesen inmutables y permanentes. 

Analizar la situación con visiones más globales que aglutinen todas las parcelas de la existencia humana supone enfrentarse a las críticas de quienes defienden el modelo sin preocuparse de sus fallas estructurales. Ante ese panorama, que construye ciudadanos sin capacidad de autocrítica ni diálogo con el contrario, la respuesta de los fieles católicos es tan diversa como se podría suponer. 

El Encuentro de Líderes Católicos Latinoamericanos que se celebró en Madrid el pasado fin de semana resulta una propuesta más que interesante para sentarse a dialogar sobre cómo derribar esos muros que el modelo socioeconómico nos obliga a levantar.

Encuentro y amistad

En septiembre de 1999, Jorge Bergoglio dio una charla frente a la Asociación Cristiana de Empresarios. Durante el discurso, Bergoglio hizo un análisis de la realidad rápido pero conciso, destacando la fragmentación social propiciada por diversos elementos.

Sobre este tema, también hay un artículo muy completo escrito por Francisco Javier de la Torre Díaz, que es Doctor en derecho y profesor de la Universidad de Comillas. Se titula ‘La cultura del encuentro en el papa Francisco y Ramón Llull’.

Con estos dos artículos como referencia podemos hacer una relectura de la exhortación ‘Evangelii gaudium’, del año 2013. Dos fragmentos de este texto:

  • En el número 78 leemos: “La vida espiritual se confunde con algunos momentos religiosos que brindan cierto alivio pero que no alimentan el encuentro con los demás, el compromiso en el mundo, la pasión evangelizadora”.
  • De otro lado, el número 239 dice: “Es hora de saber cómo diseñar, en una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro, la búsqueda de consensos y acuerdos, pero sin separarla de la preocupación por una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones”.

Aunque el Magisterio anterior ha reflexionado acerca de la amistad, es Francisco quien une ambos términos y los desarrolla ampliamente a lo largo de la encíclica que apareció hace casi un año y que lleva por título ‘Fratelli tutti’.

Me gustaría terminar con la información de contexto haciendo memoria de qué es la Asociación de Líderes Cristianos Latinoamericanos.

En diciembre de 2014 se constituyó jurídicamente la Academia de Líderes Católicos como un centro de formación que partiendo desde el encuentro personal y comunitario con Cristo buscaba formar discípulos misioneros con una clara identidad laical para transformar el mundo social, político y económico conforme al Evangelio. José Antonio Rosas y Jorge Arturo Medina constan como fundadores. El primero, cientista político y el segundo sacerdote y teólogo. 

Tienen programas de formación en varios países de América Latina y entre sus aspiraciones está convertirse en el centro de formación en Doctrina Social de la Iglesia más importante de Latinoamérica.

II Encuentro de LCL

Del 3 al 5 de septiembre, la archidiócesis de Madrid y la Academia de Líderes Católicos convocaron un encuentro bajo el lema “Una cultura de encuentro en la vida política para el servicio de nuestros pueblos”. Estaba dirigido a católicos de Europa y América que tuvieran o hubieran tenido responsabilidades políticas directas, plurales políticamente y que se sintieran interpelados por el Evangelio.

Acudieron diversas personalidades políticas de 19 países y el encuentro contó con el patrocinio del arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro.

Que Pietro Parolín hiciera un viaje de varias horas para ofrecer una conferencia de cuarenta minutos nos está indicando que el tema a tratar era de suma importancia para el Santo Padre. 

La segunda cuestión que se resalta en las páginas del reportaje es el contenido de su intervención. Se centró en la amistad social y la cultura del encuentro. El cardenal Parolín afirmó que no son aspiraciones, sino certezas; de esa manera dejamos de considerarlas como utopías inalcanzables. No son únicamente enunciados o principios, isno que exigen aplicaciones posibles y concretas.

El Secretario de Estado hizo una síntesis de ‘Evangelii gaudium’ y de ‘Fratelli tutti’. Dijo, por ejemplo, que la cultura del encuentro y la amistad social no se confunden con esa homogeneización que el proceso de la globalización ha sostenido en estos años intentando uniformar comportamientos y programas, pero sobre todo, mercados, instrumentos de la economía y de las finanzas”.

Parolín recordaba que pueden aparecer situaciones de conflicto, pero apuntó que el político creyente ha de apostar por sufrir el conflicto, resolverlo y transformarlo en el eslabón de un nuevo proceso”.

Después de su intervención, el cardenal Parolín se quedó y participó de los ecos de su ponencia y del debate que se generó entre los asistentes al foro.

Los políticos, la política y algo más

En la página 11 encontramos un resumen de las diferentes intervenciones de este II Encuentro de Líderes Católicos Latinoamericanos.

El cardenal Osoro hacía suyas unas palabras de Francisco: “No podemos jugar a Pilatos: que lo arreglen los otros. Todos tenemos que ejercer la caridad política”.

Unas palabras de Rocco Buttiglione. “La Iglesia tiene que hacer política, pero la política de la Iglesia no es la política de los partidos, sino la de la construcción de los pueblos y las naciones”. 

Entre las páginas 11 y 15 podemos encontrar diferentes declaraciones realizadas por varios participantes del encuentro. A todos se les dieron las mismas pautas: 

  • La misión del político católico en una palabra…
  • ¿Cómo aterrizar Fratelli tutti?
  • ¿Qué le pide a la Iglesia?

A destacar, las respuestas de Zeljana Zovko, la vicepresidenta de Exteriores del Parlamento Europeo. 

La misión del político en una palabra… Servicio a los pueblos.

Afirma que mirar a Jesús le lleva a fortalecer su sentido de la responsabilidad al servir a los demás. A la segunda pregunta, responde que necesitamos hombres y mujeres con coraje que tengan claro que lo primero es el bien común; y añade: “Soy servocroata y he sobrevivido a una guerra, y he aprendido cómo todo cambia cuando miras al otro como un verdadero hermano”.

Muy completo también el artículo de opinión de José Ribeiro e Castro, el ex secretario de Estado de Portugal. Relata lo transformador que resultó el encuentro, apuntando lo que le diferenciaba del resto de encuentros similares.

No puedo dejar de recomendarte que leas con mucha atención la entrevista a José Antonio Rosas Amor, el cofundador de la Academia de Líderes Católicos de Latinoamérica. Se le pregunta cómo pasa uno de pertenecer a una entidad como El Yunque a liderar una iniciativa política al estilo “Fratelli tutti”. Y él responde lo siguiente: “Mi historia de vida está marcada por una conversión pastoral fruto del papa Francisco. Me ayudó a salir de trampas ideológicas en las que yo vivía con la mejor intención, pero ideologizando la fe. Entendí que era muy peligroso participar en organizaciones anacrónicas que confunden la religión con formas políticas que actúan de manera oculta, secreta y reservada”.

Repaso semanal

Sábado. La Iglesia colombiana integra misión humanitaria en zonas de conflicto en Antioquía. Una alianza formada entre diversas congregaciones católicas y las Iglesias Luterana y Presbiteriana se ha propuesto plantarle cara a la violencia armada. Tras visitar varios territorios denunciaban la presencia de grupos criminales y grupos armados que perpetran delitos como instalación de minas antipersona y reclutamiento de menores y jóvenes.

Domingo. Una noticia sobre la Red Clamor de Chile nos recuerda que Haití sigue existiendo aunque ya no se hable de aquella región. De otro lado, una noticia firmada por Elena Magariños nos traía las palabras del Cardenal Juan José Omellá. “Es urgente construir puentes y no muros”. 

Lunes. El presidente de los Obispos de Brasil fustigó al presidente Jair Bolsonaro por su política anti-indígena. Decía lo siguiente: “Somos hermanos incluso de aquellos con los que no estamos de acuerdo. Por ello cada cristiano debe ser un agente de paz, porque la paz no se construye con armas”. Y también: “Brasil está siendo contaminado por un sentimiento de ira e intolerancia”.

Martes. Esta misma semana se daban a conocer el logotipo y el documento preparatorio del próximo Sínodo de los obispos. Te recomiendo el artículo de Rubén Cruz en el que resume los ocho objetivos del Sínodo.

Miércoles. Esta misma semana, un equipo médico de la Limosnería Apostólica se acercó hasta donde se encuentran alojados para realizar unas pruebas de Covid a varios niños afganos rescatados de Kabul, para que pudieran comenzar con seguridad su etapa escolar en Roma.

Jueves. Se presentó el texto que contiene las orientaciones pastorales de la Conferencia Episcopal Española para los próximos cinco años. Unas declaraciones de Luis Argüello: “Como Iglesia, nos despistamos al pensar que los temas de defensa de la vida y de la familia corresponden a una carpeta diferente a la factura de la luz”.


Vida Nueva quiere estar, en la medida de sus posibilidades, cerca de todos los cristianos. Agradecemos especialmente a nuestros suscriptores su fidelidad. Todos juntos somos más Vida Nueva. El equipo os da las gracias por elegirnos para contaros la actualidad eclesial.

Ventajas de suscribirte a la revista Vida Nueva

  • 47 números al año.
  • Los mejores análisis de la información religiosa, reportajes y entrevistas, con colaboradores en todo el mundo y las firmas más prestigiosas del sector.
  • Suplementos exclusivos:
    • Donne Chiesa Mondo: edición española del suplemento femenino de L’Osservatore Romano.
    • Somos Confer: con información, noticias y análisis específico de la Vida Religiosa.
    • Carisma: conociendo la riqueza que da la pluralidad eclesial a través de las diferentes congregaciones, movimientos y realidades eclesiales que renuevan el impulso evangelizador de la Iglesia.
  • Claves personales para leer la revista en la web (visor para suscriptores)
  • Conoce más sobre la revista

Hoy, más que nunca

Noticias relacionadas
Compartir