Las religiosas se lanzan a la evangelización en TikTok

La Iglesia y las redes sociales. Un debate que, aunque ya se han conquistado algunas plataformas, sobre todo por parte de la vida religiosa, lo cierto es que sigue estando en pleno auge. Pero TikTok es diferente. Tal como ha explicado Patrizia Morgante, responsable de comunicación de la UISG, en el webinar ‘Vida religiosa en TikTok. Video-contar nuestra misión’, “puede existir una vocación dentro de la comunicación para TikTok, pero no lo podemos hacer todos porque es muy diferente a otras redes sociales”. De hecho, como ha puntualizado Morgante, “nos traslada completamente de la cultura escrita a la visual, de la imagen estática al movimiento”.



Mostrando vídeos de distintos consagrados con perfil en esta plataforma –como don Alberto Ravagnani, el sacerdote italiano que entabló una conversación con el rapero Fedez en Instagram acerca de la Iglesia y sus valores– Morgante ha señalado que “TikTok es espontaneidad, vida diaria, diversión, música…” pero también ocurre que la vida religiosa “a veces entra en el mundo digital” tomándoselo de una forma poco seria, “como si no tuviera lenguajes precisos” y esto es “bastante ingenuo”. De hecho, con un 41% de usuarios pertenecientes a la conocida como generación Z –aquella que ha vivido toda su vida en el entorno digital–, para Morgante es “fundamental” saber que no todo vale a la hora de comunicar en esta plataforma.

@xiskyaResponder a @darkshitposter♬ sonido original – Xiskya Valladares

Asimismo, ha subrayado que se trata de un espacio “muy importante para el desarrollo de la identidad”, sobre todo de los más jóvenes, porque habita en su vida diaria y funciona “como un espejo” en el que “mirarse y ser mirado”. “Esto es mucho más complejo que un simple narcisismo”, ha subrayado Morgante, “es una nueva forma de socializar”. “No nos damos cuenta de que el digital es un espacio de vida, un contexto antropológico que hay que tomar en serio”, ha apostillado.

¿Por qué TikTok?

Mayra Cuellar, misionera y encargada del perfil de TikTok de la revista Terra e Missione, ha explicado que la primera vez que entró en la plataforma “la experiencia fue un poco confusa”. “Es cierto que hay mucho contenido superficial e incluso peligroso, pero también tiene un gran valor que es la creatividad”, ha subrayado. Además, ha advertido que todo el contenido “requiere de una planificación”, lo cual lleva su consiguiente trabajo. “La pregunta realmente es cómo se puede evangelizar en esta red social. “Si queremos ser evangelizadores en la era digital necesitamos estar donde están las personas, y están en la red”, ha dicho.

@maikolsaezfdpHomilías largas? 😂 ##greenscreen ##parati ##foryou ##homilia ##elproblema ##elproblemanoesquemientas ##arjona ##ricardoarjonaoficial ##cantar ##humor♬ El Problema – Ricardo Arjona

“También eso ser Iglesia en salida”, ha apuntado recordando las palabras del Papa “prefiero una Iglesia accidentada por salir a la calle que enferma de su propia autorreferencialidad”. Por ello, para Cuellar evangelizar en TikTok no solo es subir contenidos y compartirlos, sino “dar testimonio de vida, crear puentes, atender a las personas, acompañarlas”. En definitiva, la presencia de la vida religiosa en la plataforma es un desafío y una oportunidad. “Es un desafío impregnar estos contenidos de nuestros valores como cristianos, y una oportunidad de estar donde están las personas”, ha explicado.

Evitar el ridículo

Por su parte, la hermana Claudia subió un vídeo rezando por todos aquellos que se habían puesto en contacto con ella. Se hizo viral, alcanzando los 3 millones de visualizaciones. Sin embargo, advierte de que, en ocasiones, por el mal uso de la red o por no tener en cuenta que tiene sus propios códigos, se puede llegar a “hacer el ridículo”. “En vez de dar testimonio se puede acabar por hacer lo contrario”, ha puntualizado. En esta línea, Maikol Sáez, misionero oronista, ha sugerido que, contra el ridículo, lo esencial es plantearse por qué se está en TikTok. “Si sabes que es para evangelizar, mas allá de los seguidores o de seguir las modas, sabes que el crear comunidad, hablar con la gente y responder a los mensajes es lo esencial”, ha explicado.

@donalbertoravagnaniUn prete su TikTok?! ##priest ##prete ##faith ##god ##gospel ##church ##love ##happy ##saint ##tiktok ##me ##perte ##new ##follow♬ Sono un bravo ragazzo un po’ fuori di testa – Random

Finalmente, la hermana Mónica ha apuntado que la pregunta no es si estar o no en TikTok, sino cómo. “Si estamos en las redes sociales saber para qué y cómo, no estar por estar. Tiene que tener un plan”, ha subrayado. “Lo primero es definir por qué queremos estar en esta plataforma, lo que requiere saber quienes son los usuarios y por qué quieres llegar a ellos”, ha explicado “y, una vez hecho, saber cómo lo vas a hacer”. “Hay muchos vídeos de religiosos que dan vergüenza, porque están descontextualizados o por lo que se hacen en el”, ha reconocido, indicando que “también es importante no meter el mismo discurso de siempre en un minuto con un par de efectos”. Por todo ello, considera que es fundamental incluir a los jóvenes para saber el cómo: “nosotros podemos establecer lo que queremos transmitir, pero tenemos que dejar que nos den su visión”.

Noticias relacionadas
Compartir