Sigue el encuentro desde esta misma web el miércoles 25 de Noviembre a las 18:00h (España). Recarga la página si no lo ves.

Álvaro Ortega: “Tengo mis charlas con Dios… y contesta con pequeños milagros”

Álvaro Ortega, presidente de la Fundación +Vida

Presidente de la Fundación +Vida

Álvaro Ortega, presidente de la Fundación +Vida

ÁNGELES LÓPEZ | La Fundación +Vida celebra el próximo sábado 25 de marzo el primer Congreso Internacional de Jóvenes por la Vida y por la Libertad, que tendrá como título Pedimos la palabra. Contará con testimonios de Estados Unidos, Francia, Macedonia, España e incluso de África. El evento pretende reunir a más de 600 jóvenes, y no tan jóvenes, en el Auditorio del Colegio Maravillas, en Madrid. Para conocerles mejor, hablamos con su presidente, Álvaro Ortega (22 años).

PREGUNTA.- La Fundación +Vida celebra su primer congreso. ¿Cuáles serán los puntos medulares?

RESPUESTA.- Despertar la sensibilidad de los jóvenes y contribuir a que adquieran una formación sólida, además de descubrir la grandeza humana. Será un congreso muy distinto a los que hemos visto hasta ahora. Será en un formato muy dinámico, donde no veremos mesas presidenciales ni sillas, y habrá algunas sorpresas muy divertidas.

P.- ¿Realmente creéis que hay un desconocimiento generalizado sobre el aborto en pleno siglo XXI?

R.- Desde luego. Aunque con Internet la información es muchísimo más accesible, la mayor parte de la gente no se interesa por conocer la realidad, prefiere no hacerlo para no asumirla o es víctima de las estrategias de ocultación del lobby abortista. El aborto es un crimen con dos víctimas principales: el ser humano inocente que muere y la madre que sufre las consecuencias físicas y psicológicas.

P.- Los miembros de la Fundación, ¿provenís de movimientos católicos o sois un grupo heterogéneo?

R.- Somos un grupo muy diverso. La defensa de la vida no entiende de creencias políticas ni de religiones. Es algo que todos podemos y debemos defender.

P.- ¿Qué personalidades con nombre os apoyan?

R.- Hemos intentado rodearnos de personas con influencia en la sociedad, conscientes de que nos ayuda a llegar a más gente. En este tiempo nos han apoyado personalidades como María San Gil, Arturo Fernández, Carmen Lomana, Tamara Falcó, María León, Verónica Mengod, Eugenia Ortiz…

P.- ¿Tienes una opinión sobre el revuelo del autobús de HazteOir?

R.- La línea que mejor nos ha funcionado siempre en +Vida es dar un mensaje positivo, concienciar a la sociedad ensalzando las cosas buenas y organizar campañas que despierten la solidaridad. La confrontación como medio para obtener repercusión no es buena.

P.- Si te tomaras una caña con una activista de Femen, ¿qué le dirías?

R.- Que no hay nada más feminista que defender la vida y la maternidad. Ser madre es la expresión máxima de la mujer.

P.- ¿Qué significa Dios para ti?

R.- Mi fe es la que da sentido a mis convicciones morales y la que mantiene la llama de mi espíritu activista. Tengo mis charlas con Dios y le pregunto mucho qué más puedo hacer para convertir el mundo en una sociedad que defienda la vida. Siempre me contesta con pequeños milagros.

P.- ¿Qué opinión te merece Francisco?

R.- El Papa es un gran defensor de la vida y recientemente ha tomado una decisión muy acertada para el perdón de las mujeres que se han sometido a un aborto, que son, en definitiva, una víctima más de este drama. Su cercanía y espontaneidad están evangelizando mucho.

Dicto sentencia

  • “Hace un año, por estas fechas, estábamos celebrando un ciclo de conferencias por la vida en la Universidad Complutense de Madrid. En la primera conferencia hicimos historia, llenamos el Aula Magna de Derecho con más de 500 jóvenes, y en la segunda un grupo de 50 radicales intentaron boicotearla sin éxito. ¡Éramos muchos más! Esa mayoría silenciosa…”.
  • “Formamos a nuestros voluntarios en materia de defensa de la vida y bioética para que puedan formar a otros jóvenes en centros educativos. Siempre con un lenguaje positivo y atractivo, porque ¡la vida es algo bueno!”.

Publicado en el número 3.028 de Vida Nueva. Ver sumario

 


LEA TAMBIÉN:

Compartir