Decálogo informativo para no perderse en 2013

algunas de las noticias más importantes para 2013

algunas de las noticias más importantes para 2013

Las noticias más importantes para la Iglesia en 2013 [extracto]

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA | En el albor de 2013, resulta imposible conocer los grandes hechos por los que este año será recordado en la Historia. Sin embargo, de un repaso por las previsiones informativas, desde el punto de vista de la Iglesia y de la sociedad en general, resultan ejes muy útiles para echar un vistazo al inaugurado calendario y saber lo que nos depararán los próximos doce meses. Este decálogo ofrece, a falta de que se imponga lo desconocido, los hitos de 2013.

  • 1. Año de la femisa en la basílica de San Pedro en la inauguración del Año de la fe 11 octubre 2012

Inaugurado por Benedicto XVI el pasado 11 de octubre, el Año de la fe será el gran eje eclesial que vertebre este año, hasta su clausura, el 24 de noviembre. Como otros años santos decretados por Joseph Ratzinger, como el Sacerdotal o el Paulino, este también girará en torno a una cuestión esencial. En este caso, la promoción de la nueva evangelización, el gran reto contemporáneo de la Iglesia.

Algunos de los actos que acompañarán tan importante acontecimiento eclesial serán: una oración ecuménica especial en la Basílica de San Pablo de Extramuros (25 de enero); una exposición sobre san Pedro en Castel Sant’Angelo (7 de febrero-1 de mayo); la Jornada mundial de los religiosos y las religiosas (2 de febrero); un Gran Concierto del Año de la fe en la vaticana Plaza de San Pedro (22 de junio); una peregrinación internacional de seminaristas, novicios y novicias concluida en Roma (7 de julio); y la propia ceremonia de clausura, el 24 de noviembre.

Además, y aunque aún no hay una fecha escogida, se sabe que, tal y como adelantó meses atrás el secretario de Estado vaticano, Tarcisio Bertone, el Papa publicará en 2013 la que será su cuarta encíclica, que girará en torno a la fe. De hecho, la intención es que sea un “gran regalo para el Año de la fe”, a modo de guía pontificia en el reto de la nueva evangelización, que interpela a todos los bautizados hoy alejados.

Esta encíclica se sumará a las tres que hasta ahora jalonan el pontificado de Benedicto XVI: Deus caritas est (2005), Spe salvi (2007) y Caritas in veritate (2009). Así, a la esperanza y la caridad (amor), ahora se sumará la fe.

Las virtudes teologales, por tanto, ya habrán sido tratadas desde la óptica de uno de los teólogos más reconocidos de su tiempo. Y es que, si por algo será recordado Joseph Ratzinger, como destacan todos los expertos vaticanistas, en gran parte será por su incansable labor de desmenuzar la esencia de la fe cristiana y tratar de hacerla atractiva al hombre de hoy.

  • 2. Celebración del medio siglo conciliarpapa Juan XXIII impulsor del Concilio Vaticano II

El pasado 11 de octubre, coincidiendo con el inicio del Año de la fe, comenzaron las celebraciones por el 50º aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II. Juan XXIII, conocido popularmente como el Papa bueno, fue quien tuvo la intuición de que el devenir de los tiempos interpelaba a la Iglesia a salir al encuentro de la humanidad. Así, sorprendiendo a casi todos, convocó un Concilio Ecuménico que, finalmente, abriría sus puertas el 11 de octubre de 1962.

Medio año después, el 11 de abril de 1963, Jueves Santo, Juan XXIII ofrecía su propia contribución al bienestar del hombre contemporáneo y publicaba la que sería la última de sus ocho encíclicas (moriría menos de dos meses después, sucediéndole Pablo VI, quien clausuraría en 1965 el Concilio e impulsaría su inicial aplicación).

La Pacem in terris supuso la concreción de la apuesta eclesial “por la verdadera paz” entre todos los pueblos, no solo como la ausencia de guerra, sino partiendo de los derechos del hombre y de los valores de “verdad, justicia, amor y libertad”.

Conviene tener muy en cuenta el contexto histórico en el que el Papa quiso visibilizar la necesidad de la paz. Y es que se trataba de un tiempo ciertamente turbulento. En plena Guerra Fría entra los Estados Unidos y la Unión Soviética, la crisis de los misiles en Cuba y la Guerra de Vietnam se convirtieron ese 1963 en hitos de una época marcada por el choque entre las dos principales potencias mundiales y las dos cosmovisiones tan diferenciadas que cada una representaba. La amenaza de una guerra nuclear marcó un período cuyos orígenes estaban en la dramática Segunda Guerra Mundial.

En su último Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, este primer día del año, Benedicto XVI ha recordado el medio siglo de la Pacem in terris y, sobre todo, su total actualidad: “La paz es un orden vivificado e integrado por el amor, capaz de hacer sentir como propias las necesidades y las exigencias del prójimo, de hacer partícipes a los demás de los propios bienes y de tender a que sea cada vez más difundida en el mundo la comunión de los valores espirituales”.

  • 3. JMJ de Río de Janeirojóvenes de Brasil reciben la cruz de la JMJ

Apenas cuatro meses después de calzarse las sandalias del Pescador, Benedicto XVI participó en su primera Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Convocada por su predecesor, Juan Pablo II, le esperaba su Alemania natal. Colonia 2005 supuso un hito importante para este papa tímido y tan diferente del polaco, que interactuaba con las masas juveniles desde la fuerza y el humor.

Sin embargo, antes de ser un problema, Joseph Ratzinger conectó igualmente con los cientos de miles de participantes que, progresivamente, se encontrarían con que en las JMJ ganaban peso el silencio y la adoración eucarística.

Algo que se pudo comprobar en Sydney 2008 y, sobre todo, en Madrid 2011, siendo el auténtico epicentro de este nuevo estilo la vigilia de Cuatro Vientos, cuando un vendaval de viento y lluvia obligó a interrumpir el discurso del Papa. Le siguieron muchos minutos de un imponente silencio ante el Santísimo, manteniéndose la multitud juvenil en su sitio pese al mal tiempo.

Y así llegamos a Río de Janeiro 2013, que, seguramente, unirá a este nuevo estilo el carácter alegre brasileño que, de por sí, siempre está presente en todo encuentro de los jóvenes católicos. Del 23 al 28 de julio, bajo el lema Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos (Mt 28,19), se espera a cientos de miles de participantes en torno al Papa.

Quien, a buen seguro, les ofrecerá una vez más su propuesta de nueva evangelización: un encuentro personal con Dios, a través de la purificación de la propia fe y desde nuevos métodos y lenguajes, adecuados a su carácter juvenil.

Paralelamente, y aunque aún no hay ningún otro viaje papal confirmado, aprovechando que la JMJ llega por segunda vez a América Latina (la primera fue en Buenos Aires, en 1987), Colombia, Panamá, Chile o Guatemala han solicitado que Benedicto XVI los visite.

  • 4. Asuntos pendientes en el Vaticanopapas Pablo VI y Juan Pablo I podrían ser beatificados en 2013

Pese a que, al inicio de 2013, ninguno de estos asuntos tenga prefijadas unas fechas concretas en las que se comprobará su evolución, lo cierto es que hay cuestiones que afectan a la Iglesia y que, muy posiblemente, afrontarán cambios. Es el caso del diálogo con los lefebvrianos, cuyo último episodio es la oferta vaticana de que se integren en el seno de la Iglesia a modo de prelatura personal. Siempre y cuando acepten el Compendio doctrinal que desde la Santa Sede se les hizo llegar y que fija como condición básica la aceptación del Vaticano II. Tras varios meses de silencio, la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSPX) no puede demorar mucho más una respuesta definitiva.

También se espera que continúen las buenas relaciones ecuménicas con las Iglesias ortodoxas (con la rusa, con la que antes había mayor distancia, se observa un claro acercamiento en este pontificado) y con las evangélicas. En el caso de la anglicana, tras el cambio en el Arzobispado de Canterbury –Justin Welby ha sustituido a Rowan Williams–, se está a la expectativa de su proceso de debate sobre la ordenación de obispas (en la última votación, esta opción fue rechazada). Paralelamente, continúa la creación de prelaturas con los miembros de otras Iglesias cristianas que han solicitado su ingreso en la católica.

Otro de los hechos que pueden ser noticiosos en 2013 son las reformas litúrgicas que está impulsando la Congregación para el Culto Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, cuyo prefecto es el cardenal Antonio Cañizares. Desde inicios de este año, ya es efectiva la reorganización del Pontificio Consejo, con la creación de nuevas oficinas destinadas a crear una guía para la música o el arte en todas las celebraciones eucarísticas, con el objetivo último de dotarlas de una mayor solemnidad.

Además, aunque no está confirmado oficialmente, cada vez cobra más fuerza la posibilidad de que Benedicto XVI beatifique a lo largo del año a dos de sus predecesores: Pablo VI y Juan Pablo I. Algo que sería histórico, pues, una vez que hiciera lo propio con Juan Pablo II, el 1 de mayo de 2011, sería la primera vez que un pontífice beatificase a sus tres antecesores directos.

Quien fuera prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal José Saraiva Martins, declaró meses atrás a la prensa que considera verosímil esta posibilidad. E incluso no descartó que la ceremonia fuera conjunta, a modo de hito emblemático para el Año de la fe.

La positio de Juan Pablo I fue entregada el pasado 17 de octubre, coincidiendo con el centenario de su nacimiento. En el acto de entrega, su postulador, Enrico Dal Covolo, confirmó que Albino Luciani, quien falleció apenas un mes después de ser elegido papa, lo hizo por causas naturales.

El proceso diocesano de Pablo VI fue iniciado el 11 de mayo de 1993 y fue proclamado tiempo después “siervo de Dios”. El último hecho reseñable en la causa se produjo muy recientemente, el pasado 20 de diciembre, cuando Benedicto XVI (que fue nombrado cardenal por Pablo VI) reconoció sus “virtudes heroicas” y le declaró “venerable”, el paso previo a su elevación a los altares. Si finalmente fuera beatificado, Giovanni Battista Montini lo sería gracias a que se le atribuye el milagro, entre otros, de salvar de un tumor gástrico al italiano Giuseppe Denora.

  • 5. Beatificación de mártires de la Guerra Civil en Tarragonamártires claretianos de la Guerra Civil de Tarragona serán beatificados en 2013

En un acto previsto para el 27 de octubre, Tarragona, la tierra que vivió el primer martirio producido en la Península Ibérica (el del obispo Fructuoso y sus diáconos Augurio y Eulogio, en el año 259), vivirá una jornada histórica con la ceremonia de beatificación de cerca de 300 mártires de la Guerra Civil, entre los que están el entonces obispo auxiliar de Tarragona, Manuel Borrás, y el titular de Lleida, Salvi Huix.

Pese a las especulaciones que situaban Madrid como posible sede de la celebración (también se hablaba de Zaragoza y del santuario de Montserrat), la Conferencia Episcopal, en la que era su centenaria Asamblea Plenaria, el pasado noviembre, designó oficialmente Tarragona “por su gran historia de fe cristiana y martirial”. Además, 147 de los mártires que serán beatificados eran originarios de la diócesis catalana.

La beatificación será la más numerosa tras la que tuvo lugar el 28 de octubre de 2007 en Roma, donde fueron elevados a los altares 498 mártires del siglo XX, también fruto, en su práctica totalidad, de la persecución religiosa desatada en la Guerra Civil. Concretamente, en sus inicios, en 1936.

  • 6. Citas con las urnasAngel Merkel primera ministra de Alemania

Resulta indudable que el curso de un país puede virar, en una cita con las urnas, según quiénes sean los dirigentes destinados por los electores a regir sus destinos. Como también lo es que, según sean los resultados de unas elecciones presidenciales, estas pueden tener su reflejo en la convivencia con los países vecinos. En muchos casos, esa influencia puede tener un eco continental e, incluso, mundial.

Es lo que ocurre en el seno de la Unión Europea (UE), y mucho más en el actual contexto de crisis económica. Las elecciones en Italia (previstas para febrero, tras la retirada del apoyo a Monti por Berlusconi… que ha anunciado que podría volver a presentarse), y, sobre todo, en Alemania (en octubre, la canciller Angela Merkel se juega seguir liderando su país y, aún más, el impulso de gobierno en la UE), tendrán evidentes consecuencias en los ciudadanos de todo el Viejo Continente.

En el que en su día fuera catalogado como Nuevo Mundo, las elecciones presidenciales previstas para este año son en Paraguay, Ecuador, Honduras y Chile.

  • 7. América Latina creceráCristina Fernández y Dilma Rousseff presidentas de Argentina y Brasil

Pese a que la imperante crisis es de carácter global, el continente americano crecerá económicamente en 2013 en torno a un 3,8%. Así lo estima, en su último informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dependiente de la ONU, quien atribuye el peso principal del repunte a un nuevo impulso de Argentina y Brasil (presididas, respectivamente, por Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff) y al mantenimiento en el dinamismo de otras economías emergentes.

Cabe esperar de la Iglesia, siempre peregrina junto a su pueblo, que acompañe de cerca este proceso y ofrezca una palabra comprometida que alumbre a los principales agentes políticos y sociales. Todo con el fin de que, a diferencia de lo ocurrido en Europa y en la gran mayoría de potencias económicas, hoy principales perjudicadas por la crisis, el anhelo real por la justicia social se imponga ya en los cimientos del nuevo modelo que se pretende alumbrar.

Si, realmente, en el llamado “continente de la esperanza” ha de surgir un modelo económico alternativo, es de desear que ya en la raíz marque como fin esencial el que se reduzcan las diferencias entre ricos y pobres.

La Doctrina Social de la Iglesia y la apuesta por una economía antropocéntrica, respetuosa siempre con los Derechos Humanos y la defensa del medio ambiente, serían garantía de que ese nuevo camino no sería errado.

  • 8. Conflictividad socialmujer en Siria en ciudad bombardeada en la guerra civil

Aunque lo ideal fuera empezar el año con el contador a cero y con las pilas de la esperanza completamente cargadas, la realidad es que la Historia continúa su camino y no se detiene ante los cambios de calendario. Por eso mismo, en 2013 habrá que seguir muy atentos a la evolución de conflictos como el de la primavera árabe (con un deterioro de la situación en el Egipto de los Hermanos Musulmanes y en la Siria que se está desangrando en una dramática guerra civil), al empeoramiento en la convivencia en la región africana de los Grandes Lagos (con matanzas étnicas incluidas, en lugares como la R. D. del Congo, así como el incremento del terrorismo islamista, como el de Boko Haram en Nigeria) o al peso que el narcotráfico, el maltrato al migrante, la corrupción y el caudillismo están alcanzando en varios espacios latinoamericanos, como Nicaragua o la frontera entre México y los Estados Unidos.

En gran parte de esos conflictos, los cristianos, sobre todo allí donde son minoría y padecen el peso o el silencio de autoridades fundamentalistas (algo que se produce con mucha fuerza en Asia, en países como la India o China), son víctimas sufrientes por su fe.

Un caso especialmente paradigmático en el continente asiático es el de Tierra Santa, donde el enfrentamiento entre palestinos e israelíes se ha agudizado (a finales de 2012, una crisis acabó con decenas de muertos). En medio, los cristianos cada vez son menos (mucho optan por emigrar) y, además, ven reducidas sus alternativas. Ya hasta los Santos Lugares han empezado a sufrir ataques. Pero, como en todos los demás dramas que asolan el mundo, es necesario mantener la esperanza de un acuerdo por la paz. Si no, una Tierra Santa sin cristianos puede llegar a verse algún día.

Ante todas las problemáticas sociales, que en Europa tienen el rostro de los recortes sociales como modo más “eficaz” de combatir la crisis económica, la Iglesia ofrece apoyo, acompañamiento y soluciones concretas. Algo que podemos comprobar de primera mano en España, donde las comunidades cristianas se están volcando para arropar a las víctimas de una situación que no crearon.

  • 9. EfeméridesJohn F. Kennedy expresidente EEUU en 2013 50 años de su asesinato

Pese a que no son acontecimientos como tal, estas serán las efemérides que en 2013, al recordarse, se convertirán en noticia. Así, este año se cumplirá el tricentenario del nacimiento del enciclopedista Denis Diderot; el bicentenario de los compositores Richard Wagner y Giuseppe Verdi, y del filósofo Soren Kierkegaard; y el centenario del pensador Albert Camus y el fotógrafo Robert Capa.

También se cumplen 50 años del famoso discurso “Yo tengo un sueño”, de Martin Luther King, y del asesinato del presidente norteamericano John Fitzgerald Kennedy en Dallas. Y se celebrarán los 1.150 años transcurridos desde la llegada de Cirilo y Metodio a la Gran Moravia.

La ONU, implicada en una cuestión hoy capital para millones de personas, ha declarado el 2013 como Año Internacional en la Cooperación en la Esfera del Agua.

  • 10. Crisis… y esperanzaprotestas manifestación en la calle en contra de los recortes en la sanidad pública

Desgraciadamente, al igual que en los últimos cinco años, no puede dejar de pronunciarse la palabra “crisis” en un repaso a los hechos que protagonizarán el nuevo año. El altísimo número de parados, el recorte en el alcance de servicios públicos básicos, la imposibilidad de hacer frente a las deudas para muchísimas personas que se han quedado sin recursos… La crisis oprime a una gran parte de nuestra ciudadanía.

Sin embargo, un sentido de la esperanza, desde el fundamento y no desde la utopía, impulsa a creer que, poco a poco, se ha de ir avanzando hacia un final de luz.

Llegue este o no en 2013, lo que realmente es de esperar es que el anhelado fin de la crisis se avenga desde unos principios basados en la justicia social y haya, realmente, menos diferencias entre los que más y los que menos tienen. Una sociedad en la que las oportunidades de salir adelante para quienes parten de una situación desesperanzada, como la que había antes del inicio oficioso de la crisis, no será sino un parche. Sería una burbuja, que, como la anterior, al final acabaría por estallar.

En el nº 2.830 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
04/01/2013
Compartir