.


Las redes sociales, nuevos espacios en una nueva cultura

También la Iglesia quiere aprovechar estos canales para la evangelización

chica joven con teléfono móvil usa Twitter

MARÍA GÓMEZ | Qué imagen, la de Benedicto XVI enviando su primer tuit desde su cuenta personal, el pasado 12 de diciembre. Un anciano de 85 años manejando una tableta, no sin un poco de ayuda, pero decidido; la misma Iglesia que tallaba evangelios de piedra en los pórticos de las catedrales se hacía presente en una de las redes sociales más populares del momento, Twitter.

La imagen dio la vuelta al mundo, y eso que no era el primer gesto positivo del Papa hacia las redes sociales. El domingo 12 de mayo, la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, y el mensaje –firmado por Benedicto XVI el 24 de enero– está dedicado a las Redes sociales: portales de verdad y de fe; nuevos espacios para la evangelización.

Es el quinto año seguido que este mensaje trata sobre estos nuevos medios, y cada vez son más los que están convencidos de que no se trata de una moda: no son solo palabras, y hay algo más que advertencias contra los riesgos; la Iglesia se ha puesto manos a la obra y su presencia en el ámbito digital está dejando de ser exótica para convertirse en referencia: en cinco meses, la cuenta @Pontifex (con sus nueve perfiles en distintos idiomas) ha superado los seis millones de seguidores, y los tuits que Francisco se ha acostumbrado a enviar a diario son compartidos una media de 10.500 veces, obteniendo un espectacular engagement, es decir, gran cantidad de conversación, comentarios y menciones y una popularidad altísima en la Red (84 sobre 100 en el índice Klout).

Benedicto XVI no era el primer líder religioso ni católico en llegar a Twitter, pero su presencia ha dado un espaldarazo a un montón de iniciativas que llevaban algunos años luchando contra un cierto recelo por parte de personas que, en el interior de la Iglesia, no acababan de ver la conveniencia de estos espacios virtuales.

cuenta de Twitter del papa @Pontifex

Cuenta de Twitter del Papa

La periodista Miriam Diez i Bosch es la directora del Observatorio Blanquerna de Comunicación, Religión y Cultura, y también directora de expertos de Aleteia.org, red católica mundial que recopila contenidos de webs y blogs católicos (incluida Vida Nueva). En su opinión, la presencia papal en Twitter “es acertada y un referente muy alentador”.

Ella preferiría que el Pontífice interactuara con los usuarios, pero aun así valora que tanto Benedicto XVI como Francisco hayan conseguido “decir mensajes sustanciosos en poco espacio”. “Siempre habrá más papistas que el papa, pero si él está, es difícil argumentar que el párroco no esté, o el obispo, o el cardenal. Este punto de inflexión no debería pasar desapercibido”, opina.

“¡Vaya si es un punto de inflexión!”, considera, por su parte, Dani Villanueva, jesuita y actual adjunto a la dirección de la Fundación Entreculturas. Ingeniero informático de formación, ha colaborado con la Compañía en la comunicación digital de iniciativas como la 35ª Congregación General o el Magis, durante la JMJ de Madrid.

Villanueva es de los que aplauden la filosofía que subyace tras @Pontifex: “Hay quien se escandaliza por el hecho de que el Papa tenga una cuenta en Twitter. Mientra que para algunos es un error que se exprese en un medio tan trivial, otros defienden que es un signo de una esperada actualización eclesial. Yo estoy con los que creemos que detrás de @Pontifex está la Iglesia más audaz proclamando el Evangelio, sin miedo a cambiar el púlpito por estas tecnologías en las que solo entra quien está dispuesto a exponerse al diálogo abierto”.

Un espacio existencial

En el mensaje para la Jornada de este año destaca una frase: “Si la Buena Noticia no se da a conocer también en el ambiente digital, podría quedar fuera del ámbito de la experiencia de muchas personas para las que este espacio existencial es importante”.

Responde Javier Valiente, sacerdote y encargado de la comunicación de los Salesianos en España: “Efectivamente, la Iglesia se ha dado cuenta de los cambios culturales, antropológicos y en la socialización que supone la presencia de Internet y, en los últimos años, el boom de las redes sociales. Benedicto XVI las llama ‘espacio existencial’; allí están las personas, especialmente los jóvenes, y allí quiere estar la Iglesia. Y es muy interesante lo que el Papa subraya: la autenticidad, la coherencia, la búsqueda de la verdad con un estilo propio cristiano de estar en las redes sociales, marcado por el cuidado del prójimo, la mansedumbre… Es el ejemplo de Cristo en el Evangelio que elige el ya papa emérito en este mensaje”.

Sobre la presencia del Papa en Twitter, Valiente también cree que “es una iniciativa interesante. Son un potente canal de comunicación, y no hay que desaprovechar ninguno. Lo que me parece más interesante es la reflexión sobre esta nueva cultura digital”.

Más reflexiones sobre la oportunidad de las redes sociales para la Iglesia, su importancia para la nueva evangelización y un repaso por el uso que hacen de ellas algunas de las principales instituciones eclesiales en España, en el reportaje completo, solo para suscriptores

En el nº 2.847 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Compartir