Ciudad Rodrigo pone en cartel el cine educativo y espiritual

Acoge el primer festival de España de este tipo gracias a la Diócesis y a Kinema Siete

Pablo Moreno (dcha.) durante la presentación del festival

Texto y foto: ROBERTO RUANO. SALAMANCA | “Algo está cambiando y el público comienza a demandar un cine distinto que hable al corazón, a los sentidos y al alma. Un cine que construya personas libres, cine trascendental, pacificador y mediador, educativo y comprometido con los problemas y demandas de este mundo”, afirma Pablo Moreno, director de cine y uno de los responsables de dar luz verde al Festival de Cine Educativo y Espiritual que se va a celebrar en la localidad de Ciudad Rodrigo (Salamanca) del 29 de junio al 2 de julio.

Un certamen organizado por la Asociación Kinema Siete (conjunto de productoras de películas de temática espiritual y educativa), en colaboración con la Diócesis de Ciudad Rodrigo. Una interesante iniciativa que ha contado desde su génesis con la total “bendición” tanto del obispo saliente, Atilano Rodríguez, como del actual, Raúl Berzosa.

Cartel del festival

Se trata del primer festival de cine de esta índole en nuestro país, que pretende llenar dos vacíos: el de cine educativo e infantil por un lado, y el de cine espiritual (independientemente del credo o la sensibilidad de su autor) por otro. Este evento quiere promocionar el cine de temática educativa o espiritual, que apenas cuenta con oportunidades.

Películas que abundan, pero que rara vez encuentran espacio en las salas de cine; películas que el público demanda. Entre los filmes seleccionados, más de 50 trabajos y cuatro grandes temáticas: espiritualidad y religión; inmigración y tolerancia; educación y desarrollo infantil; y cultura de la paz. Fuera de concurso se proyectarán otras ya estrenadas en salas comerciales, pero ricas en valores espirituales y educativos. Es el caso de De dioses y hombres.

Actividades paralelas

De forma paralela, el festival incluye talleres para niños y  jóvenes, además de seminarios, foros y charlas. “En esta cultura de la imagen, creemos que el cine y los medios audiovisuales han de estar muy presentes en las aulas de los colegios. El cine es una excelente herramienta didáctica, atractiva tanto para el profesorado como para el alumnado”, señala Pablo Moreno.

La programación se completará con actividades, espectáculos y conciertos al aire libre en los puntos más emblemáticos de la histórica Miróbriga. Un verano de cine.

En el nº 2.759 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
24/06/2011
Compartir