Marciano Vidal: “El Papa presenta una Iglesia que acepta el Vaticano II y abierta al mundo”

El último libro del Papa, a debate en ‘Vida Nueva’

Marciano Vidal, José María Arnaiz, Juan Mª Laboa, Juan Rubio y Rafael Ortega participaron en el debate

(Vida Nueva) Para el profesor del Instituto Superior de Ciencias Morales, el redentorista Marciano Vidal, en el nuevo libro de Benedicto XVI, Luz del Mundo, “hay elementos en la concepción eclesiológica del Papa que me han agradado mucho”. “Es una Iglesia que acepta el Concilio Vaticano II” y que “lo que tiene que hacer es manifestar la presencia del Señor, la fe. No es una Iglesia de poder“, destaca el moralista, quien también valora que “es una Iglesia de oferta para el mundo, abierta a los demás“.

Vidal fue uno de los participantes de un ‘Encuentro’  organizado por la revista Vida Nueva para recoger las primeras impresiones sobre el libro en forma de entrevista que Benedicto XVI ha concedido a su compatriota, el periodista Peter Seewald. El contenido íntegro de dicho debate se recoge en el ‘Pliego’ del nº 2.732 de Vida Nueva.

Para el redentorista, en esta obra “el contenido teológico sigue siendo el mismo de siempre, y todavía más conservador“, no obstante, en ella encuentra Vidal algunos aspectos relativos a la eclesiología que le parecen significativos, como  “cuando dice que el ministerio petrino se entiende desde el carisma del martirio. Esto es nuevo, una teología nueva”.

El cristianismo no es moral

Por otra parte, en el terreno de la moral, disciplina de la que Marciano Vidal es especialista, considera valiosa la idea “de que el cristianismo no es moral, pero que debe llevar implicaciones éticas“. Con respecto al tema del preservativo, afirma que “el Papa, según sabemos, hablando académicamente no ha dicho nada nuevo“, pero “dentro del papado, esta declaración sí es algo nuevo“.

Para el moralista, “si hay algo que quedará de este Papa es haber relacionado fe y razón; y negativamente, haber solucionado el problema de la pedofilia y haber pedido perdón”.

Rehacer la teología

El sacerdote e historiador Juan María Laboa, que fue otro de los participantes en el debate, valoró mucho que en el libro “el Papa acepte que gran parte de la teología y de la formulación nuestra [de los clérigos] no son comprensibles y que hay que reformularlas, es un compromiso de rehacer la teología en gran parte”.

Junto a ello, y refiriéndose a uno de los aspectos más comentados del libro, el del uso del preservativo, Laboa entiende que lo dicho por Ratzinger “es un primer paso hacia una declaración más formal. Sí me ha llamado la atención que el primer paso (…) lo tome el Papa en un librito con un periodista”.

También participó en el ‘Encuentro’ el director de Vida Nueva, Juan Rubio, quien considera que en Luz del Mundo “hay una línea transversal en las respuestas que me parece interesante, y que es la de la renovación o el renaciomiento que la Iglesia necesita, debiendo empezar de un modo interno. Muy positivo es que no habla de restauración“.

Entrevista muy “centroeuperizada”

Otro de los participantes en este debate, el marianista José María Arnaiz, ex secretario general de la Unión de Superiores Generales (USG) opina que la entrevista está “muy centroeuperizada” y echa en falta “temas como las inculturaciones, el mundo índigena, la pobreza, el sufrimiento y las nuevas pobrezas“.

Por su parte, el periodista Rafael Ortega, presidente de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E), tiene claro que el Papa está preocupado “no sólo por la evangelización en el Segundo o Tercer Mundo, sino en este Primer Mundo, que es donde hace falta de verdad la misión de la Iglesia“.

Más información en el nº 2.732 de Vida Nueva. Si es usted suscriptor, vea el ‘Pliego’ íntegro aquí.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
03/12/2010
Compartir