Un minuto

José Lorenzo, redactor jefe de Vida Nueva
Redactor jefe de Vida Nueva España
Redactor jefe de Vida Nueva

La receta del papa Francisco para el 10-N

Ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio. Ay, los obispos españoles se empeñan, en una decisión muy respetable, en no sacar nota alguna ante las elecciones del 10-N. Lo tienen muy hablado, por más que ante cada cita electoral siempre haya quien les agite la muleta para ver si entran al trapo. Quien

Compartir

Abascal, polizón en el Vaticano

Veo en sus redes sociales a Santiago Abascal otear el futuro de la humanidad desde la privilegiada terraza del edificio de la Secretaría de Estado, y me pregunto si habrá ido al Vaticano para comprobar en persona si el “ciudadano” Bergoglio, como llama a Francisco cuando no habla ex cathedra, sino de gais, cambio climático

Compartir

De cómo dinamitar un pontificado

Vuelve la intolerancia. En realidad nunca se había ido. Se había atenuado gracias a ciertos mecanismos de control, que se están resquebrajando, como quedó de manifiesto en el reciente encuentro por la paz de Sant’Egidio. También vuelve en la Iglesia, porque quienes la ejercieron se sienten ahora relegados y empiezan a cansarse de jugar a

Compartir

Riesgo de gota fría en Añastro

Fuerte tensión interna. Es el diagnóstico de un destacado eclesiástico sobre la situación de la Iglesia. Pero no a nivel global, lejos de aquí, donde a Francisco se le amontonan los críticos en Alemania, en Estados Unidos, a tiro de piedra de Santa Marta, donde solo le falta una sentada de los indignados del Pontificio

Compartir

Un tal Zuppi

Entonces dijeron que el arzobispo de Bolonia se había colado en la foto de la entrega de armas de ETA en Bayona. Era abril de 2017 y la incapacidad para ventear por dónde venían los cambios del papa Francisco estaba casi tan a la par a la falta de ganas de asimilarlos. Casi como ahora,

Compartir

‘Los dos Papas’ y un final por escribir

Estaba cantando que la histórica renuncia de Benedicto XVI acabaría siendo carne de película. Dario Edoardo Viganò, entonces al frente de la televisión vaticana, dejó secuencias impagables en la realización televisiva del adiós de Ratzinger, con un anciano Papa que, agotadas sus fuerzas por los jabalíes que devastaban la viña eclesial, abandonaba el Vaticano en

Compartir

Los curas que no amaban a Bergoglio

Es una excusita para montar un pollo y rebelarte porque la comunión con este Papa se te hace indigesta y con Wojtyla –tampoco a él nunca le dejarán caminar solos estos hooligans pontificios– se tragaba todo mucho mejor –e incluso con Ratzinger, siempre disponible para una foto–, desde la dimensión claramente político-social del polaco, a

Compartir

La cólera de Dios del obispo Aguirre

De vez en cuando, de República Centroafricana llegan algunas noticias que logran romper el cordón sanitario de la indiferencia. Llegan exhaustas, cansadas de la rutina del mal, con la mirada enfebrecida por la impotencia de no conseguir ser buena nueva y la rabia de saber que ni así serían atendidas. La nada no importa nada,

Compartir

Las heridas abiertas de la Iglesia vasca

Acabo el libro de Pedro Ontoso y salgo a comprar otro para regalar a un periodista. Hay cosas que solo se aprenden leyendo. Una de ellas, el periodismo. Bueno, también escuchando. La librera me ignora un rato, que aprovecho para aprender de su conversación con otro cliente sobre la maravilla que ha escrito un tal

Compartir

A Omella se la lían parda

Le han pintado el Obispado y varias parroquias con la frase “Omella miente”. La brocha la maneja un incendiario con la pintura que le proporcionan una parte de los curas que no se sienten queridos por el arzobispo de Barcelona. Los mismos que se indignaron cuando salió el nombramiento del nuevo arzobispo de Tarragona (cosecha

Compartir