.


Los obispos de Puerto Rico se posicionan con el pueblo ante la crisis del Gobierno

  • La Conferencia Episcopal del país ha señalado que el Ejecutivo “ya no puede seguir ejerciendo el poder”
  • “Dos principios de gobernanza democrática han sido lacerados por el Señor gobernador y sus colaboradores”

puerto rico

“Hay dos principios de gobernanza democrática que han sido lacerados, irremediablemente, por el Señor gobernador y algunos de sus asistentes y colaboradores”. De esta manera han expresado los obispos puertorriqueños, por medio de un comunicado, su posición ante “la crítica situación” que atraviesa el Estado.

Y es que ya son seis días de protestas los que se han sucedido en las calles de Puerto Rico tras la filtración de un chat plagado de comentarios machistas y homófobos y del cual formaba parte activa el gobernador del país, Ricardo Roselló. Sin embargo, aunque este fue el detonante, la polémica se intensificó cuando dos funcionarios del gobernador fueron detenidos por el FBI dentro de una investigación de corrupción. 

Tras lo ocurrido, los ciudadanos han reclamado la dimisión de Roselló, y a esta intención se han sumado los obispos. “Primero, el Señor gobernador y allegados a la Rama Ejecutiva han abusado el derecho básico del respeto la protección de la dignidad humana”, han denunciado los prelados.  Ejemplo de ello son las palabras del mismo gobernador – entre las 889 páginas del chat -, en las que se refiere a la alcaldesa de San Juan,Carmen Yulín Cruz, en los siguientes términos: “La comandanta dejo de tomar sus medicamentos? Es eso o es tremenda HP”. 

“Un poder que ya no puede seguir ejerciendo”

Ante estas palabras, la Conferencia Episcopal considera que el Ejecutivo “ha injuriado a personas y grupos particulares con palabras y acciones que van contra el principio básico de la gobernanza en el bien común y el respeto a toda persona humana”. A su vez, han criticado duramente el hecho de usar las tecnologías con fines de “corromper y atacar a personas y grupos de nuestro vivir democrático desde su espacio sagrado de ejecución en el poder”. Un poder “que ya no puede seguir ejerciendo”. 

Por último, los prelados han invitado a los sacerdotes de Puerto Rico y a todos los fieles a “intensificar la oración por nuestros líderes y por la realidad de vida en el país”, y han recordado, además, que “toda expresión pública debe hacerse siempre en la mayor concordia fraterna y respeto por los demás”.

Noticias relacionadas
Compartir