Francisco: “El principio cardinal de todas las religiones es el amor por los demás y el cuidado de la creación”

  • El Papa ha recibido a los participantes a la conferencia ‘Las religiones y los Objetivos de Desarrollo Sostenible’
  • “En un mundo fuertemente secularizado, las poblaciones indígenas nos recuerdan lo sagrado de la tierra”

papa medio ambiente

“Cuando hablamos de sostenibilidad, no podemos pasar por alto la importancia de la inclusión y la escucha de todas las voces, especialmente de aquellas que normalmente son marginadas como las de los pobres, los migrantes, los nativos o los jóvenes”. Con estas palabras ha comenzado su Francisco su discurso en la audiencia con los participantes a la Conferencia Internacional ‘Las religiones y los Objetivos de Desarrollo Sostenible: escuchar el grito de la tierra y de los pobres’, celebrada hoy en el Vaticano. Durante el encuentro, ha afirmado que “el principio cardinal de todas las religiones es el amor por nuestros semejantes y el cuidado de la creación”, destacando así a los pueblos indígenas y su labor.

“Aunque representan solo el 5% de la población mundial, cuidan de casi el 22% de la superficie terrestre”, ha dicho y, “al vivir en áreas como el Amazonas y el Ártico, ayudan a proteger aproximadamente el 80% de la biodiversidad del planeta”. Por este motivo, Francisco ha señalado que “en un mundo fuertemente secularizado, tales poblaciones recuerdan a todos lo sagrado de nuestra tierra” y, por ello, “sus voces y preocupaciones deben ser fundamentales para la implementación de la Agenda 2030 y en el centro de la búsqueda de nuevas formas de un futuro sostenible”.

“La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, que fueron aprobados por más de 190 naciones en septiembre de 2015, “fueron un gran paso adelante para el diálogo global, en el signo de una necesaria nueva solidaridad universal”. Una iniciativa que las diferentes tradiciones religiosas, incluidas la católica, “han abrazado”, ya que “son el resultado de procesos participativos globales que, por un lado, reflejan los valores de las personas y, por el otro, se sustentan en una visión integral del desarrollo”.

“Diálogo inclusivo y sostenible”

Sin embargo, el Papa ha remarcado que “proponer un diálogo sobre el desarrollo inclusivo y sostenible” también requiere reconocer que “el desarrollo es un concepto complejo, a menudo instrumentalizado”, ya que no se trata solo de “desarrollo económico”. Este concepto erróneo, basado en “lo material”, ha llevado a “evaluar el progreso solo en términos de crecimiento material, por lo que casi estamos obligados a explotar irracionalmente tanto a la naturaleza como a los seres humanos”.

Sin embargo, Francisco ha señalado que “hablar sobre desarrollo humano significa referirse a todas las personas, no solo a unas pocas”. Por lo tanto, una discusión fructífera sobre el desarrollo “debería ofrecer modelos viables de integración social y conversión ecológica, porque no podemos desarrollarnos como seres humanos fomentando la desigualdad y la degradación del medio ambiente”. Pero, para dar “una base sólida” al trabajo de la Agenda 2030 “debemos rechazar la tentación de buscar una respuesta simplemente tecnocrática a los desafíos” y estar dispuestos “a abordar las causas de raíz y las consecuencias a largo plazo”

“En el caso de las personas religiosas, necesitamos abrir los tesoros de nuestras mejores tradiciones para un diálogo verdadero y respetuoso sobre cómo construir el futuro de nuestro planeta”, ha subrayado, recordando que “los relatos religiosos, aunque antiguos, están normalmente llenos de simbolismo” y contienen la convicción “muy presente hoy en día de que todo está en conectado, y que el cuidado auténtico de nuestra vida y de nuestras relaciones con la naturaleza es inseparable de la fraternidad, la justicia y la los demás”.

Noticias relacionadas
Actualizado
08/03/2019
Compartir