.


El 90% de los católicos en México no asiste a Misa: Franco Coppola

  • Explicó que hace unas semanas escuchó esa estadística, por lo que se preguntó, qué está haciendo la Iglesia por todas esas personas
  • El Nuncio Apostólico presidió la ordenación episcopal del nuevo Obispo Auxiliar de Yucatán, a quien le recordó que tiene la responsabilidad concreta de cuidar la formación de los sacerdotes

Al presidir la ordenación episcopal del nuevo obispo de auxiliar de la Arquidiócesis de Yucatán, Pedro Sergio de Jesús Mena Díaz, el nuncio apostólico en México, monseñor Franco Coppola, lamentó que el 90 por ciento de los católicos mexicanos no participen en la Misa.

“Me impresionó hace unas semanas escuchar una estadística donde dice que –con muchas variables entre los diferentes lugares del país- en general, los católicos los que vienen a la misa son menos del 10 por ciento y nosotros atendemos ese 10 por ciento ¿y el restante 90 por ciento? ¿somos capaces de en nuestro tiempo, en nuestro día, en nuestra semana?¿Cuánto tiempo dedicamos a los que nos atienden, a los que nos siguen, a los que vienen? ¿Es el 10 por ciento o es el 90 por ciento de ese 100 por ciento? ¿qué hacemos por el restante 90 por ciento? Es muy preocupante”, señaló Coppola durante su homilía.

En rueda de prensa previa a la ceremonia que tuvo lugar este martes 18 de julio, el representante del papa Francisco dijo que por primera vez, en su calidad de Nuncio Apostólico en el país, participa desde el inicio en un proceso de elección de un obispo: “he podido participar en todo el proceso de la búsqueda, de la averiguación, de la presentación al Santo Padre y del nombramiento; hoy se concluye con la ordenación episcopal”.

También se refirió a la situación por la que atraviesan los sacerdotes, de quienes –dijo– necesitan un acompañamiento especial porque “vivimos un cambio de época”. Aseguró que esta nueva época también está afectando a los padres de familia, a quienes cada vez se les complica más tratar con todos sus hijos, sobre todo con los jóvenes. “Puede ser la misma cosa entre sacerdotes y su pueblo”, añadió.

Foto: cortesía Arquidiócesis de Yucatán

Ya en la ceremonia, a la que acudieron unas siete mil personas, entre ellos 14 obispos, 250 sacerdotes y autoridades civiles, entre ellas el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, el Nuncio Apostólico recordó al obispo auxiliar una encomienda específica: “usted, monseñor Pedro, tendrá la responsabilidad de ayudar al Señor arzobispo; ya una responsabilidad concreta le ha sido confiada, la de cuidar la formación de los sacerdotes”.

En el juramento propio de la ordenación episcopal, monseñor Pedro Mena Díaz se comprometió ante la comunidad cristina a cumplir “santa y piadosamente” con la misión que el papa Francisco le ha encomendado, y aseguró que “con especial predilección” atenderá a los sacerdotes y diáconos, así como también a los religiosos y religiosas que participan en la acción pastoral.

También se comprometió a impulsar la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas, fomentar la dignidad propia de los laicos –así como su participación en las acciones de la misión de la Iglesia–, y cuidar de las obras misionales para la evangelización de los pueblos.

El nuevo Obispo Auxiliar agradeció a Dios, a la Virgen María, al arzobispo Gustavo Rodríguez Vega la confianza, y al Nuncio Apostólico su presencia.

Por su parte, el Arzobispo de Yucatán agradeció a las autoridades de gobierno por las facilidades que dieron para la organización del evento, el cual tuvo lugar en el Centro de Convenciones Siglo XXI del estado.

Noticias relacionadas
Compartir