Donde reina la inocencia, estalla la paz

Instituciones civiles y eclesiales claman contra el reclutamiento de niños soldado

niños soldado en Liberia

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA | Si la existencia de niños soldado es un hecho tan dramático y real como la propia vigencia de las guerras, tristemente, otra circunstancia irrefutable es que, según van siendo cada vez más numerosos y encarnizados los conflictos armados en todo el mundo, aumenta progresivamente el índice de chicos y chicas a los que la infancia les es arrebatada en el instante en el que les ponen un fusil en sus manos y les obligan a apuntar a otros con él.

Sin embargo, si alguna esperanza hay de que esto cambie, está en las instituciones que interpelan a las sociedades y a sus dirigentes. En este sentido, el último esfuerzo por ofrecer una palabra de denuncia global ha sido la publicación del informe Niños y niñas soldado en el mundo, elaborado a través de datos de Naciones Unidas (centrado en 2012, año de referencia del que se tienen los últimos casos actualizados) y recabado por Amnistía Internacional, Save the Children, Alboan, Entreculturas y la Fundación El Compromiso.

De un modo directo y conciso, uno a uno, el estudio explica la incidencia de este fenómeno en todos aquellos países en los que se produce. Una conclusión muy significativa es que África es el continente donde más golpea la realidad de los niños soldado.

Así lo reconocen los principales especialistas, como Pablo Funes, responsable de Proyectos África de Entreculturas, institución jesuita que ha colaborado en la elaboración del informe a partir de los datos de la ONU.

Consultado por Vida Nueva, se muestra pesimista, pues en los dos últimos años ha habido un crecimiento exponencial de algunos conflictos y, en esta vorágine, la más indefensa ha sido la infancia: “Aunque es difícil tener estadísticas fiables, las guerras desatadas en la República Centroafricana y en Sudán del Sur han puesto de manifiesto esta práctica. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia estima que, solo en la República Centroafricana, el número de niños que están siendo utilizados como soldados puede llegar a los 6.000. Desde mi punto de vista, el reclutamiento de niños por grupos armados sigue siendo un hecho común en todos los conflictos africanos. Por tanto, la situación empeora, ya que no veo grandes cambios en la situación general del continente”.

Aunque Funes sí observa motivos para la esperanza

Donde reina la inocencia, estalla la paz [íntegro solo suscriptores]

En el nº 2.887 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
21/03/2014
Compartir