.


El Congreso condena los ataques a cristianos

ERC, IU e ICV votan en contra por no corresponderse con una “Europa laica”

Reciente atentado contra una iglesia en Alejandría

(M. Á. Malavia) El pasado día 22, el Congreso de los Diputados condenó los “brutales” ataques sufridos por los cristianos en numerosos países, especialmente en Asia y África. Además de la denuncia de esa “persecución religiosa sistemática”, se rechazó la violencia que puedan sufrir los miembros de cualquier otra confesión a nivel mundial. También se pidió al Gobierno que promueva la protección de las minorías religiosas, defendiendo en sus relaciones bilaterales “el derecho fundamental a la libertad de conciencia, de pensamiento y de religión”. De igual modo, se solicitó al Ejecutivo estudiar la posibilidad de acoger en nuestro país a víctimas de esta persecución.

La moción fue elaborada por el PP y presentada por su diputado Jorge Fernández Díaz, siendo apoyada por todos los grupos políticos salvo ERC, IU e ICV.

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, justificó su rechazo de la iniciativa por no corresponderse con una “Europa laica”. Igualmente, la encontró “sesgada”, defendiendo que no se ha hecho lo mismo con los “atentados gravísimos” sufridos por las comunidades islámicas chiíes o con la “discriminación” que se da en países europeos que, a su juicio, dificultan la construcción de mezquitas.

Finalmente, criticó que, en el contexto actual, en el que varios países árabes están viviendo procesos revolucionarios para derrocar regímenes autoritarios, esta resolución “no ayuda” a los cambios.

Al final, también la UE

Una semana antes, la controversia sobre esta cuestión llevó al diputado popular, Jorge Moragas, a denunciar “el silencio atronador” que el Gobierno habría mantenido al no condenar la persecución anticristiana. Y recordó el rechazo que, el 31 de enero, el Consejo de Ministros de Exteriores de la UE dio a un texto condenatorio de esa violencia, y en el que la ministra española, Trinidad Jiménez, se sumó al voto negativo de otros cuatro países

Jiménez explicó que la situación se bloqueó por una cuestión de forma, tras la intención de la delegación italiana de volver a debatir las conclusiones cuando ya estaban consensuadas. Finalmente, el domingo 20, dos días antes que el Parlamento español, la UE aprobó por unanimidad un texto de repulsa contra los ataques a los cristianos.

En el nº 2.744 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Compartir