Francisco quiere “que la voz de los trabajadores siga resonando en el seno de la Iglesia”

  • El Papa envía un mensaje a la Asamblea General del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos que se celebra en Ávila
  • “Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado”, insiste a los participantes
  • Los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras respaldan con su asistencia a este encuentro de la Iglesia católica

El Papa Francisco, con un grupo de obreros, durante su viaje a Génova en mayo de 2017/CNS

Ávila acoge desde hoy la Asamblea General del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, agrupación reconocida por el Pontificio Consejo para los Laicos y presente en 79 países del mundo. El encuentro lo ha abierto Jesús García Burillo,obispo de Ávila, quien ha leído a los presentes un mensaje enviado por el papa Francisco.

En su texto el papa se refiere a los temas que la asamblea tratará hasta el próximo 20 de julio. “Tierra, techo y trabajo significa luchar para que todo el mundo viva conforme a su dignidad y nadie se vea descartado”, escribe Francisco en relación al lema del encuentro: “Tierra, techo y trabajo para una vida digna”. 

50 años al lado de los trabajadores

El papa recuerda a los integrantes de esta realidad eclesial que estos tres elementos expresan la “experiencia fundamental para el ser humano, que es la de sentirse arraigado en el mundo, en una familia, en una sociedad”. Experiencia que encuentra en la figura de Cristo su mayor ejemplo y estímulo, ya que él “viviendo en una familia y trabajando con sus manos” pudo “redimir y salvar lo humano con su muerte y resurrección”.

En el mensaje, el pontífice muestra su satisfacción por el 50 aniversario del movimiento. Unas bodas de oro que recuerdan su “presencia cristiana en el mundo del trabajo y de caminar al lado de tantos hermanos trabajadores, compartiendo sus gozos y esperanzas, sus alegrías y sus penas”. En este aniversario, Bergoglio anima a todos a “perseverar con renovado impuso en sus esfuerzos para acercar el Evangelio al mundo del trabajo”, con el fin de que la voz de los trabajadores siga también “resonando en el seno de la Iglesia”.

El acto de apertura ha contado además de con la presencia del obispo, con José Luis Rivas,alcalde de la ciudad;Charo CastellóyJean-Claude Tolbize, copresidentes del propio movimineto.

Diferentes entidades también han sido invitadas a esta asamblea mundial, como Unai Sordo, secretario general de CCOO; Pepe Álvarez, secretario general de UGT; Julio Salazar,secretario general de USO; o el obispo de Calahorra-La Calzada-Logroño y consiliario de la Acción Católica, Carlos Escribano.

 

Actualizado
15/07/2017
Compartir