Óscar A. Rodríguez Maradiaga: “El Papa quiere laicos o mujeres al frente de los dicasterios de la Curia”

‘VN’ entrevista al cardenal de Honduras y coordinador del C-9

Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, cardenal de Honduras y coordinador del Consejo de cardenales C-9

ANTÓNIO MARUJO. LISBOA. Foto: JESÚS G. FERIA | El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, coordinador del grupo que prepara la reforma de la Curia romana, dice que es un deseo del Papa que laicos o mujeres puedan dirigir los nuevos organismos curiales. En Fafe, pequeña ciudad del norte de Portugal donde fue homenajeado la semana pasada, y antes de participar en la 44ª Semana Nacional de la Vida Religiosa celebrada en Madrid, el presidente de Caritas Internationalis compartió con Vida Nueva sus críticas al sistema financiero y aseguró que la solución a la guerra en Siria es interrumpir el flujo de armas para los diversos grupos.

P.- El Papa ha hablado mucho de la situación en Siria, pero la guerra sigue. ¿Qué se puede hacer?

R.- El año pasado, hicimos por primera vez la asamblea de Cáritas fuera de Roma, en Jordania, precisamente para ir a los campos de refugiados sirios y de Irak y llevar directamente un mensaje de esperanza. ¿Qué es lo que está ocurriendo? ¿Por qué hay distintos parámetros para afrontar los problemas del mundo? Se cayó un avión de Germanwings y eso dio la vuelta al mundo e inmediatamente apareció la solidaridad y la ayuda. Se cumplen casi cinco años de guerra en Siria y eso no es noticia…

P.- Pero, ¿cómo se resuelve? ¿Se invade? ¿Se combate por la fuerza?…

R.- El problema es demasiado complejo. Yo comprendí esa complejidad en Jordania. No son dos facciones las que están peleando, son nueve distintas. ¿Qué hacer en estas circunstancias? Que se interrumpa el flujo de armas para la guerra. Para todos. Ahí debería terminar la guerra. Pero lo peor de todo es que las grandes potencias, que producen armas, están muy contentas con el negocio. Tristemente, está demostrado que los bombardeos no conducen a ninguna parte. Ningún país sufrió mayor bombardeo, ni en la II Guerra Mundial, que los que sufrió Vietnam. Y después de todas esas bombas, ¿que pasó? Perdieron la guerra los que lanzaron las bombas. Su alegría es que todas esas bombas tienen que ser reemplazadas e, inmediatamente, la industria de guerra se activó para seguirlas produciendo, porque el arsenal no puede disminuir su capacidad, sino que debe estar siempre ahí. Lo mismo ocurre en Yemen. Todo el arsenal de Arabia Saudita lo van a tirar ahí y después hay que comprar más armas y venderlas.

P.- La reforma de la Curia romana ya está en marcha. En este proceso, ¿podemos llegar a tener laicos y mujeres al frente de los dicasterios?

R.- Es uno de los puntos que están encima de la mesa y es el deseo del Santo Padre. Solo hay algunas dificultades jurídicas. Pero estas cosas se pueden discutir. Por ejemplo, ¿por qué no una laica al frente del dicasterio de la Familia, que formaría parte de un gran dicasterio de Laicos, Familia y Vida? ¿Por qué no un médico presidiendo la pastoral de la salud en un dicasterio que se va a llamar Caridad, Justicia y Paz? No hay ningún impedimento, y esto lo vamos a discutir.

Entrevista con Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga íntegra para suscriptores 

En el nº 2.937 de Vida Nueva

Actualizado
17/04/2015
Compartir