Los latinos católicos votan demócrata; los evangélicos, divididos

grupo de hispanos católicos rezando en Estados Unidos

grupo de hispanos católicos rezando en Estados Unidos

DARÍO MENOR | ¿Qué votarán los 47 millones de latinos que viven en los Estados Unidos? Su elección política, según una encuesta realizada a principios de octubre por el centro de estudios Pew Forum, estará en parte marcada por su fe, aunque será mayoritariamente a favor de Barack Obama.

Los hispanos católicos, que suponen un 69% del total, seguirán la antigua tradición demócrata de esta comunidad: un 73% elegirá a Obama frente a su rival, el republicano Mitt Romney. Entre aquellos que no se consideran parte de ninguna confesión (un 15%) aumenta el apoyo al actual presidente hasta el 82%.

Las expectativas de voto de los latinos evangélicos (un 16%) son distintas. Este colectivo se encuentra dividido: un 50% prefiere a Obama, mientras que un 39% opta por Romney.

John Green, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Akron (Ohio) coincide con las conclusiones de la encuesta: “En estas elecciones se repetirá el reparto del voto que más o menos siempre ha habido entre los latinos. Los católicos tienden a elegir a los demócratas, mientras que los protestantes evangélicos tienen más simpatías republicanas”.

La citada encuesta ofrece una perspectiva sobre cómo ha cambiado la opinión de los latinos frente a uno de los temas candentes de la campaña electoral, el matrimonio homosexual. En 2006, un 56% estaba en contra, mientras que lo apoyaba un 31%. Hoy, la situación se volteado: un 52% dice estar a favor, frente a un 34% que no lo aprueba. Los menos favorables son los latinos evangélicos (66% en contra), mientras que aquellos que más lo apoyan son los que se declaran sin afiliación religiosa (71%) y los católicos (54%).

Un buen representante de la parte progresista de la comunidad latina es el alcalde de San Antonio (Texas), Julián Castro, figura emergente de los demócratas. Hijo de emigrantes mexicanos, Castro, que se declara católico y a favor del aborto y del matrimonio homosexual, encarna las esperanzas de los latinos (el 15% de la población estadounidense) de tener algún día un presidente de su misma comunidad.

En el nº 2.821 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
26/10/2012
Compartir