La Iglesia cuestiona el Eurovegas en Barcelona

protesta en Barcelona contra la construcción de Eurovegas

“Conviene no dejarnos deslumbrar por resplandores que acaban siendo espejismos vacíos”, dice el obispo de Sant Feliu

protesta en Barcelona contra la construcción de Eurovegas

JORDI LLISTERRI. BARCELONA | El Obispado de Sant Feliu de Llobregat tiene su sede en una de las comarcas más industriales de Cataluña. Y a los 60.000 parados del Baix Llobregat no les vendría nada mal la instalación del gran complejo lúdico y turístico de Las Vegas Sands Corporations, Eurovegas, al lado del aeropuerto de Barcelona. [La Iglesia cuestiona el Eurovegas en Barcelona y en Madrid]

Pero lo que pudiera ser una buena solución a corto plazo, no parece condición suficiente para justificar y aplaudir sin más la llegada de un nuevo Mister Marshall de hotel y casino.

En esta dirección se han manifestado en los últimos meses algunos grupos cristianos preocupados por las cuestiones sociales o vinculados a la pastoral obrera. Y hace unos días recibieron el apoyo del obispo de Sant Feliu de Llobregat.

Agustí Cortés publicó una reflexión de tres páginas en la que pone de manifiesto los interrogantes de la construcción de este polémico complejo. “Conviene no dejarnos deslumbrar por resplandores que acaban siendo espejismos vacíos”, recoge el texto de Cortés.

La conclusión del documento es que ante posibles beneficios económicos, los perjuicios, “sobre todo de carácter moral y social”, tienen “más peso, dada su gravedad y los efectos que a largo plazo se producirían”.

El texto admite que solo es posible pronunciarse sobre criterios de “índole moral, no de tipo técnico o político concreto” y que la opinión está limitada por la información hasta ahora disponible.

Pero con estas precauciones, las críticas al proyecto se centran en tres puntos: el modelo de desarrollo económico “vinculado a menudo con operaciones especulativas y el fomento del dinero fácil”; el proyecto de persona que promueve este negocio, que determina “un estilo de vida que podemos calificar de degradante”; y el impacto ecológico en un territorio en el quedan muy pocas zonas con protección ambiental.

Las consideraciones más contundentes son sobre “el precio humano que exige para obtener un hipotético beneficio económico”. Por una parte, por el “agravio” que supondría para otras iniciativas empresariales las supuestas exenciones tributarias y legales que piden los promotores. Pero, sobre todo, “la repercusión en el ámbito de la cultura, la convivencia, el estilo de vida o la educación”.cartel en la calle para parar la construcción de Eurovegas en Barcelona

Cortés remarca que “el dinero fácil, la falta de escrúpulos, los abusos de todo tipo, el consumo y el desenfreno, acaban ofreciendo un terreno abonado para todo tipo de agresiones a la dignidad de las personas e, incluso, de enfermedades, con graves repercusiones sociales como ludopatías, drogadicción, dependencias, depresiones…”.

Y recuerda las consideraciones del Catecismo de la Iglesia Católica sobre los límites moralmente aceptables de los juegos de azar: “No solo el juego en sí, sino, sobre todo, el ambiente que de hecho le rodea”.

Estas consideraciones del obispo de Sant Feliu enlazan con la breve pastoral sobre la crisis económica publicada ya en 2008. Cortés apuntaba hace cuatro años entre las causas de la crisis el modelo de persona y los valores predominantes en el mundo económico y financiero. Además, estas reflexiones concretas sobre Eurovegas se suman a la prioridad que ha dado el prelado a las cuestiones sociales en la pastoral diocesana.

Cada trimestre, desde hace tres años, Agustí Cortés participa en un coloquio sobre la realidad social y laboral, que comparte con representantes del mundo sindical, empresarial, político y académico. A esta experiencia se suma su contacto habitual con los agentes sociales del territorio.

Asumido por toda la diócesis

En este caso, el obispo también ha querido pronunciarse después de valorar el tema y discutirlo en los organismos de participación diocesana. Por ello, Cortés destaca al inicio de la declaración que es un documento asumido por la diócesis “con el asesoramiento de diferentes grupos, escuchando diferentes voces de dentro y fuera de la Iglesia, y de acuerdo con los criterios y recomendaciones de los diferentes Consejos Diocesanos”. También en el proceso de elaboración se han tenido en cuenta pronunciamientos de obispos norteamericanos.

En general, el episcopado de los territorios en los que hace años que están implantados este tipo de complejos lúdicos vinculados a los juegos de azar, hace una valoración negativa de los resultados económicos y sociales que comportan a largo plazo. En Cataluña, entidades cristianas como Justicia y Paz o la Pastoral Obrera ya habían expresado su oposición a Eurovegas, de una forma más contundente, pero con argumentos ahora compartidos por el obispo Cortés.

En el nº 2.807 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
29/06/2012
Compartir