fake news

Un cura italiano dice que las farmacéuticas pagan a mujeres para que aborten y hacer vacunas

El párroco de Cesena comentó en su homilía información difundida por páginas web de ‘fake news’ y su obispo le recordó lo afirmado por Doctrina de la Fe


seguridad en internet

Del apoyo de Francisco a Trump a la cuenta de Maduro en el IOR… Algunas de las principales fake news contra la Iglesia

Ahora las llamamos ‘fake news’, pero las informaciones manipuladas, tergiversadas o directamente inventadas existen casi desde que el hombre empezó a expresarse y a comunicarse con sus compañeros

Rita Marchetti

Rita Marchetti: “Internet no tiene toda la culpa de las fake news”

  • La vicepresidenta de la Asociación de Webs Católicas Italianas considera que “la única forma de vencer las noticias falsas es la educación”
  • Descargar suplemento completo (PDF)

‘Ecclesia’ se renueva para seguir evangelizando “desde la cultura del encuentro”

  • “Queremos que siga siendo un instrumento de sinodalidad”, reclama Ginés García Beltrán en la presentación de la renovada revista del Episcopado
  • “La credibilidad no se logra a base de márketing, sino de autenticidad”, asegura el director del semanario, Jesús de las Heras

El cardenal Rubén Salazar, víctima de ‘fake news’ sobre supuesta muerte de Benedicto XVI

  • A través de una cuenta falsa en Twitter, atribuida al arzobispo de Bogotá y presidente del CELAM, se anunciaba que el Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, había confirmado el deceso del Papa emérito
  • La oficina de comunicaciones de la arquidiócesis salió al paso al engaño aclarando que el cardenal “no utiliza ese medio para comuncarse” y “ha cerrado su cuenta de Twitter hace ya varios meses”
Donald Trump y el papa Francisco se reúnen en el Vaticano 24 de mayo de 2017

5 fake news contra el Papa

  • En boca de Bergoglio se ha puesto su “apoyo” al candidato Trump o que cancelaría la Biblia “por anticuada”
  • En su mensaje para la Jornada de las Comunicaciones Sociales, de hoy 13 de mayo, advierte contra esta “lógica de la serpiente”