Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Director de la Cátedra Amoris Laetitia y director del Instituto Universitario de la Familia, de la Universidad Pontificia Comillas

Feminismo postconstruccionista


Compartir

Confluencia Movimiento Feminista es la nueva y mayor plataforma del sector en España, que agrupa a 56 federaciones, redes y organizaciones. Su creación marca un cambio que ya se estaba produciendo en el ámbito internacional: la superación del construccionismo de género y la cosificación sexual.



Este 25 de enero ha publicado un posicionamiento de alcance, con un giro en la recuperación del sexo en detrimento del género. La dimensión esencial de sexo en lo femenino y masculino se había perdido y absorbido por la categoría género. Se extendió una idea de género consistente en una opción totalmente artificial que solo depende de la autoidentificación individualista.

Ley Transgénero

Cualquiera podía ser mujer, varón o un cada vez más amplio abanico imaginado de sexos. Confluencia sostiene que la “autoidentificación de género” ha llevado a desrealizar a la mujer, al borrado de la singularidad sexual femenina y a la ocupación de sus espacios. Por todo ello, Confluencia se opone a la Ley de Transgénero del Gobierno.

mural

Además, critica que parte del feminismo ha sido tomada por las ideologías del yo y ha perdido el carácter relacional y comunitario. De ese modo, se ha interiorizado el mercantilismo y el más duro utilitarismo individualista, con una cosificación de las mujeres. La abolición del sistema prostitucional, la pornografía y los vientres de alquiler son algunas de las consecuencias. Además, la autoidentificación de género avala el maltrato y mutilación de niños.

Estos cambios sistémicos que plantea Confluencia refuerzan a la mujer como sujeto real y de derechos. El feminismo nos ayuda a recrear un humanismo postconstruccionista y postegocéntrico que no solo ha dañado a la mujer, sino a la mayoría de dimensiones de la vida.

Lea más: