.


Autores

Flor María Ramírez

Flor María Ramírez

Un Premio Nobel para reducir la pobreza

"La historia de los economistas galardonados con el Premio Nobel este año, representa una apuesta por buscar soluciones a niveles micro para escalarlos a un nivel que todavía funcione. Es atreviéndose a experimentar nuevas soluciones con cambios constantes como respondemos a los retos complejos. Encarar la pobreza requiere de la ciencia, de la creatividad, de los recursos y mucho más de la voluntad política"

América Latina: la realidad desigual sin bienes comunes

"La desigualdad lacera a las sociedades sobrepasando el límite de la dignidad, anulando las posibilidades del bienestar en su conjunto... Esta falta de un sentido de aprecio por la Casa común y también por los otros, contiene una necesidad imperativa de vernos como comunidad, como sistema, como red"

Detrás de la protesta

"El temor de que se desate la violencia y la represión no puede cerrar la posibilidad de escuchar el clamor y las exigencias de quienes toman las calles, y más aún el deber cristiano de transformar; en el corazón de la protesta está también la esperanza de una vida digna para todos, de construir una sociedad que necesita del perdón y la esperanza"

La corrupción como iceberg

"El llamado a acabar con la corrupción nos interpela a todos, más a quienes creemos que nuestra fe debe concretarse en un compromiso con los principios de integridad, honestidad y ética"

Vivir con la violencia

"Al tolerar la violencia, vulneramos profundamente nuestros lazos de confianza social, nuestros propios derechos y nuestra esperanza de vivir de acuerdo a los principios que inspiran nuestra fe cristiana. Más allá de nuestro entorno de Iglesia, católicos y no católicos estamos llamados a ver con un nuevo lente humanitario el dolor humano que nos ocasiona la violencia"

Celebrar al Dios de la vida

"Con el corazón lleno de confianza en el Dios de la vida, que una tradición como es el Día de Muertos nos recuerde siempre el valor de tener presentes a nuestros difuntos en nuestras ofrendas, con nuestros altares, con nuestras visitas al panteón, con nuestra alegría y algarabía de saber que la muerte no vence, porque el Dios de la vida nos llama a estar con Él"

El Sínodo y la invitación a caminar con los pueblos indígenas

"Tras el Sínodo, estamos llamados desde la Iglesia a portar los lentes de la interculturalidad, este enfoque nos invita a abordar las particularidades de los pueblos indígenas, afrodescendientes y otros grupos diferenciados y su relación con la sociedad dominante, más allá de la coexistencia de culturas"

Armas y paz: el México que tememos

"Cuando miles de personas en México viven en la zozobra cotidiana, con un alto riesgo de ser lastimados físicamente o temen seguir heridos con el dolor de una pérdida o desaparición cercana, resulta muy banal hablar de seguridad y de paz, con la confianza social deteriorada. La construcción de paz es un proceso de altas y bajas, en nuestras pastorales hay miles de promotores y promotoras de paz que pueden dar cuenta de ello"

¿Nos castiga Dios?

"Si Dios se ha revelado como el Dios de la misericordia ¿cómo entender que las personas afirmen que Dios castiga? Si se quiere verdaderamente cambiar la visión del Dios castigador, por la del Dios misericordioso, hace falta no solamente superar nuestros primeros pininos como cristianos, hay que iniciar un proceso de recorrido de fe"

De la no violencia y lo que hay detrás de una protesta

"En la Ciudad de México hemos tenido una temporada de protestas, lo que más ha trascendido han sido los actos de violencia que han causado lesionados y daños patrimoniales. Hay un debate inacabado por atribuir responsabilidades y deslindarlas respecto a estos daños, se ha señalado que quienes ocasionan violencia son grupos de choque que deslegitiman las diversas causas de la protesta social"