.


Nicolas Senèze: “Quienes critican al papa Francisco ven la Iglesia como una empresa”

Nicolas Senèze, corresponsal de 'La Croix' en el Vaticano

Hay una parte de los laicos ultraconservadores de Estados Unidos que ven la Iglesia “como si fuera una empresa y ellos estuvieran en su consejo de administración”. Han hecho una inversión en ella por medio de sus donaciones “y esperan obtener algo a cambio”. Si no lo logran, siempre pueden intentar despedir al responsable de la corporación para poner a otro en su lugar que les resulte más dócil.

“No han entendido que la Iglesia no funciona así, que no tiene nada que ver con una empresa. Los laicos estadounidenses que están criticando a Jorge Mario Bergolio han intentado primero influir en él, pero no lo han logrado. Al darse cuenta de que no consiguen que cambie de ideas, ahora han pasado a intentar directamente cambiar de Papa”. Esa es la tesis que desarrolla en ‘Comment l’Amérique veut changer de pape’ (‘Cómo América quiere cambiar de Papa’, recién publicado en francés por Bayard) Nicolas Senèze, corresponsal vaticano del diario católico galo La Croix.

Senèze le entregó una copia de su ensayo a Francisco en el vuelo desde Roma hasta Mozambique, primera etapa de su gira por el África subsahariana, el pasado 4 de septiembre. Bergoglio ya sabía de su publicación y no tardó en reconocer la portada. “Me comentó que había intentado hacerse con el libro y me dijo que, para él, era un honor que le atacaran”, explica el reportero francés, haciendo referencia a los estadounidenses que le critican abiertamente.

Al final de su conversación con Senèze, el Papa le pasó el libro a Matteo Bruni, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, y le dijo que se trataba de “una bomba”. Bruni regresó poco después a la zona del avión donde se encontraban los periodistas para matizar las palabras del Pontífice: “En un contexto informal, el Papa ha querido decir que considera siempre un honor las críticas, particularmente cuando vienen de pensadores con autoridad y, en este caso, de una nación importante”.

Influir en un futuro cónclave

En ‘Comment l’Amérique veut changer de pape’, Senèze recoge las maniobras realizadas por una parte de los católicos estadounidenses para tratar de desestabilizar el pontificado de Bergoglio y la futura elección de su sucesor. “Lo están haciendo de manera totalmente abierta. No hay un complot con gente que se reúne por la noche en un sótano para escribir su nombre con sangre”, explica a Vida Nueva el reportero, que se hace eco en su libro del llamado ‘Red hat report’, un informe sobre cada uno de los miembros del Colegio Cardenalicio para tratar de influir en un futurible cónclave.

“Si hubiéramos contado con un ‘Red hat report’, tal vez no hubiéramos tenido al Papa Francisco”, afirmaba uno de los documentos presentados en el lanzamiento de esta iniciativa en septiembre de 2018, según desveló el portal informativo Crux. “Tal vez sus promotores no consigan que se elija a quien ellos quieran, porque no cuentan con un nombre que pueda lograr los dos tercios de los votos necesarios. Pero sí que pueden dejar fuera a los candidatos ‘bergoglianos’ y hacer que salga un candidato más o menos neutral y que puedan después controlar e influir. Ese es gran el riesgo”, advierte Senèze.

Noticias relacionadas
Compartir