.


Escuelas Católicas: “El Gobierno da una sensación de precipitación que no beneficia al sistema educativo”

  • La organización ha mostrado “su sorpresa” ante la aprobación del Proyecto de Ley Educativa
  • “El tratamiento otorgado a la elección de centro por parte de las familias y la programación de puestos escolares contravienen los derechos y libertades de los padres”

alumnos chicos jóvenes en la escuela en el aula

Escuelas Católicas ha mostrado “su sorpresa” por la presentación “precipitada” y aprobación hoy, 15 de febrero, del Proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la LOE en el Consejo de Ministros, sobre todo atendiendo a que se ha hecho después de que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, llevase a cabo la comunicación del final de la legislatura.

“La aprobación de este Proyecto, que no podrá prosperar en el Congreso de los Diputados por el anuncio electoral” representa para la organización “el intento” del actual Gobierno “por sacar adelante de manera apresurada una nueva reforma educativa, sin el tiempo imprescindible para debatir y alcanzar un verdadero consenso en la comunidad educativa”.

Desde Escuelas Católicas consideran que el haber aprobado el Proyecto parece responder “al deseo de presentar la derogación de la LOMCE como un logro político y electoral”. Por este motivo, “si el objetivo era corregir los errores de la LOMCE, el primer requisito para que la iniciativa tuviera éxito y duración habría sido buscar un amplio consenso político y social”, algo que “no se ha dado”.

Una mejora del Anteproyecto

Por otra parte, la organización valora “positivamente” el agradecimiento “realizado por la ministra de Educación en su rueda de prensa”, dirigido “a todas las instituciones que hemos trabajado en la elaboración de propuestas de mejora del texto original del Anteproyecto”.

De la misma manera, Escuelas Católicas destaca que “el contenido del Proyecto mantiene las líneas básicas del Anteproyecto, con algunas modificaciones sugeridas por distintas instituciones” que suponen “una mejora de la redacción inicial del mismo” en lo que se refiere a “aspectos vinculados a la libertad de enseñanza”.

Sin embargo, la organización considera que “el tratamiento otorgado a la elección de centro por parte de las familias, la programación de puestos escolares y la composición y funciones asignadas al Consejo Escolar de los centros concertados, contravienen los derechos y libertades de padres y titulares”.

Noticias relacionadas
Compartir