El Papa viajará a Nápoles el próximo 21 de junio

  • Francisco visitará la Pontificia Facultad Teológica de la Italia Meridional, que celebra un simposio sobre ‘La teología después de Veritatis gaudium en el contexto del Mediterráneo’
  • Será su segunda estancia a la capital partenopea después de la del 21 de marzo de 2015, cuando denunció en el barrio marginal de Scampia que “la corrupción apesta”

El Papa Francisco, en la audiencia general del 19 de septiembre/EFE

El papa Francisco sigue completando su agenda de viajes dentro y fuera de Italia para este 2019. El último fue anunciado este lunes, 11 de febrero, y tendrá lugar el próximo 21 de junio en Nápoles, donde participará en un encuentro organizado por la Pontificia Facultad Teológica de la Italia Meridional, ubicada en la capital partenopea. El simposio lleva por título ‘La teología después de ‘Veritatis Gaudium’ en el contexto del Mediterráneo’.

El director ‘ad interim’ de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, informó de que Jorge Mario Bergoglio llegará alrededor de las 9 de la mañana a Nápoles, donde almorzará con un grupo de jesuitas para regresar luego a Roma a primera hora de la tarde. En la ciudad italiana será recibido por el cardenal Crescenzio Sepe, arzobispo de Nápoles y gran canciller de la citada facultad; por el obispo de Nola, Francesco Marino; y por el prepósito general de la Compañía de Jesús, el venezolano Arturo Sosa.

En helicóptero

Está previsto que Francisco pronuncie un discurso sobre el tema del encuentro en la plaza situada frente al edificio universitario, según detalló Gisotti. La prensa local informó de que Bergoglio viajará en helicóptero a Nápoles, donde aprovechará para presentar el documento sobre la fraternidad humana firmado en Abu Dabi el pasado 4 de febrero con el gran imán de Al Azhar, Ahmed al-Tayeb, máxima autoridad doctrinal del islam suní.

El del próximo 21 de junio será el segundo viaje de Francisco a la capital de la región italiana de Campania después del que realizó el 21 de marzo de 2015. Aquel tuvo una agenda mucho más cargada e incluyó una visita al santuario de Pompeya y a Scampia, un barrio degradado de las afueras con fuerte presencia del crimen organizado y donde dijo que “la corrupción apesta”. También aprovechó para visitar una cárcel y mantener un multitudinario encuentro con las familias napolitanas en el paseo marítimo.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/02/2019
Compartir