La Iglesia mexicana colaborará con el nuevo gobierno de izquierda

  • Al referirse al mandatario electo, el nuevo presidente de la CEM admitió: “Me cae bien”
  • Rogelio Cabrera López afirma también que los temas prioritarios son migrantes, jóvenes y sacerdotes

A punto de concluir su CVI Asamblea Plenaria, los obispos mexicanos aseguraron que colaborarán abiertamente con el nuevo gobierno de izquierda, aunque serán críticos cuando se requiera.

En conferencia de prensa, el nuevo Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano se refirió a Andrés Manuel López Obrador, mandatario electo, quien tomará posesión del cargo este 1 de diciembre: “Me cae bien”, dijo el Arzobispo de Monterrey.

Rogelio Cabrera López afirmó que su trienio en la CEM coincide prácticamente con el inicio del nuevo gobierno, y dijo ver con simpatía a quien será el próximo Presidente de la República; “creo que los obispos no tienen ningún prejuicio o juicio previo sobre los resultados de lo que será su trabajo en favor de México”.

En contraste con el mensaje del ex presidente del organismo, el cardenal Francisco Robles Ortega, quien llamó a la sociedad a organizarse para ser “peso y contrapeso” del nuevo gobierno, Cabrera López aseguró que la Iglesia no es ni oposición ni muro de contención. “Estamos para caminar juntos, nosotros estamos para caminar con el pueblo porque somos parte del pueblo, y también caminando con nuestras autoridades”.

Respeto a la autoridad

El arzobispo regiomontano explicó que los fieles católicos piden frecuentemente a los obispos su opinión sobre lo que sucede en el ambiente socio-político, y en este sentido, “tendremos que dar nuestro punto de vista, pero siempre con mucho respeto a la autoridad”.

Dijo que la Iglesia entiende muy bien los tropiezos naturales en el ejercicio del poder, y su papel es el de ayudar, animar y colaborar, aunque al opinar, “siempre hay el riesgo de que podamos dar la impresión de alguna cosa distinta”.

Llamó a la Iglesia a trabajar en la evangelización para que haya “frutos de buena conducta, de respeto a la ley y también de la fraternidad que todos queremos en nuestro país… estamos empeñados en que México camine mejor “porque todos los problemas de violencia son problemas de moralidad”.

Las prioridades de la Iglesia

Rogelio Cabrera López aclaró que, independientemente del escenario político, para los obispos del país las prioridades y los temas que requieren mayor atención son los migrantes, los jóvenes y los sacerdotes; “en esos campos de trabajo vamos a acentuar en nuestro trienio, además de que ya tenemos el mandato de llevar a la práctica el Proyecto Global de Pastoral 2031-2033, el cual nos pone un escenario, una mirada de conjunto que nos obliga a hacer todo esto de modo integral”.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/11/2018
Compartir