Fraile estadounidense a los altares

  • Francisco Solano Casey será beatificado en noviembre próximo en la ciudad de Detroit, tras la sanación inexplicable de una maestra panameña

El fraile capuchino Francisco Solano Casey será beatificado el próximo 17 de noviembre en la ciudad de Detroit, Michigan (Estados Unidos), luego de que la Santa Sede confirmara la sanación inexplicable de una maestra panameña –quien desde su nacimiento presentaba una enfermedad en la piel– gracias a la intercesión del padre Solano.

En conferencia de prensa, el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, informó que la beneficiaria del milagro fue Paula Medina Zárate, profesora originaria de Pacora.

Adelantó que la Arquidiócesis de Panamá dedicará un templo a Fray Solano “para recordarlo y rendirle memoria”, y dijo que en ese país será “declarado como patrono de las personas con psoriasis y problemas de fe”.

Y tú, ¿qué quieres?

Fray Lorenzo Webber, postulador de la causa de beatificación, explicó que a Fray Solano, quien murió en 1957, “Dios le había dado un don de leer corazones. Y fue una figura de fe humilde y confianza total en el Señor”.

Recordó que tras la muerte del fraile, su tumba en Detroit se convirtió en un lugar de peregrinaje, hasta el cual también llegó Paula Medina en 2012.

“Al estar haciendo oración, escuchó una voz que le dijo: ‘y tú ¿qué quieres?’. Relató que en ese momento el cuerpo de Paola empezó a cambiar, y en media hora vio que todas las escamas de su piel estaban desapareciendo.

¡Quítame las escamas!

En su oportunidad, Paula Medina Zárate, quien actualmente es coordinadora de la Pastoral Afrodiocesana, relató que desde los siete años fue diagnosticada con Ictiosis común, enfermedad incurable que provocaba escamas en la piel, al punto de causar grieta y sangrado. Por 57 años estuvo bajo tratamiento.

“Fui jubilada por el Seguro Social, pero como los medicamentos son tan caros era difícil pagarlos, así que recibí ayuda de amigos, familiares y de la Iglesia”, añadió.

Mientras se desempeñaba como colaboradora de la Pastoral para Jóvenes y Madres Solteras de Pacora, Chepo y San Miguelito, junto a los frailes capuchinos, estos la invitaron, con motivo de su jubilación, el Centro Solano Casey, en Detroit.

“No conocía la historia del padre Solano, y cuando me la contaron, me arrodillé y le pedí su intercesión por muchas personas enfermas en Pacora. Al momento de levantarme, escuché una voz que me dijo: ‘Y tú, ¿qué quieres?’; entonces le pedí por las escamas de mis piernas, y comencé a sentir calor. Me levanté y fui a almorzar, sentí más calor y fui al baño, y cuando tocaba las piernas vi que las escamas caían”.

Curación inexplicable

Posteriormente muchos doctores estudiaron el caso de Paula para dar una explicación científica a su curación, pero no lo lograron.

A la fecha, Paula no ha vuelto a padecer la enfermedad.

El caso pasó también por las diferentes instancias de investigación eclesiástica, tanto en Arquidiócesis de Detroit como en el Vaticano. 

Cabe mencionar que la causa de beatificación de Solano fue introducida en 1961, y actualmente 10 mil personas al año visitan su tumba.

Paula Medina tendrá el honor de llevar la reliquia del fraile en la ceremonia de beatificación.

Actualizado
17/09/2017
Compartir