.


Javier Martínez en el juicio: “He recibido quejas sobre el padre Román, pero nunca de abusos”

RUBÉN CRUZ | El testimonio del arzobispo de Granada era de los más esperados. Javier Martínez declaró el pasado 10 de marzo como testigo en el juicio contra el padre Román por supuestos abusos a ‘Daniel’.

Al ser preguntado, contestó que había recibido “quejas” del procedimiento pastoral de Román Martínez y de su grupo, al que calificó de “hermético” y “unitario”. Sin embargo, indicó que “jamás” llegó a sus oídos ningún testimonio sobre una “conducta sexual inadecuada”. Al mismo tiempo, aseguró que la primera vez que escuchó el apelativo ‘Romanones’ fue a través de los medios de comunicación.

El arzobispo sostuvo que “nunca ofreció ayuda” al sacerdote para “tapar” los supuestos abusos. En relación a la documentación remitida a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en la que definió el testimonio de ‘Daniel’ como “verosímil”, admitió haber sugerido investigar al grupo, ya que podría existir la sospecha de que algunos pudieron haber sido víctimas y luego cómplices. No obstante, advirtió que el informe era una “investigación previa, no concluyente”.

El Vaticano ha paralizado la investigación, pues así lo pidió el juez. Esta investigación se retomará cuando se pronuncie la Justicia y no solo dilucidará si Román cometió abusos, sino si lo hizo el resto de curas previamente investigados, ya que la prescripción de estos delitos por vía canónica es de 20 años. Por tanto, si el resto de sacerdotes incurrió en el delito de abusos, podrán tomarse medidas.

Por su parte, dos agentes del Servicio de Análisis Conductual de la Policía Nacional ratificaron en sede judicial que el testimonio de ‘Daniel’ es “altamente compatible con la honestidad”, frente al de Román que es “compatible con la deshonestidad”. No obstante, advierten que aprecian contradicciones entre algunas de las manifestaciones del denunciante.
Más información en el próximo número de Vida Nueva.

Publicado en el número 3.028 de Vida Nueva. Ver sumario

 


LEA TAMBIÉN:

Compartir