Fernando Vidal, sociólogo, bloguero A su imagen
Instituto de la Familia de la Universidad Pontificia de Comillas

David Mach, la Preciosa Luz de la Biblia


Compartir

David Mach nació en una familia obrera de la localidad escocesa de Methil (distrito de Fife) en 1956 (Dale, 2011). Su familia estaba dinamizada por unos padres que David describe como “inusuales, excéntricos y fantásticos” y, de forma especial, su padre Josef era un hombre extraordinariamente optimista. David recibió una intensa educación católica en su hogar, en la escuela y en la parroquia de su comunidad.

Su inclinación al arte se fue acentuando a lo largo de su juventud hasta que decidió dedicar a ello su vida. En 1974, a los 18 años, ingresó en el Duncan of Jordanstone College of Art and Design (DJCAD) de Dundee -actualmente parte de la Universidad de Dundee- y en 1979 accedió al Royal College of Art de Londres, donde obtuvo su máster MFA en 1988. Para financiarse sus estudios trabajó en obras de infraestructura de minas y de plataformas petrolíferas, lo cual dejó una honda huella en su ética del trabajo y su concepción de las obras públicas de arte.

David Mach gritando a una estatua

Su primera exposición en solitario se celebró en 1982 en la Lisson Galllery de Londres. Desde ese año 1982 y hasta 1993 fue profesor de la Escuela de Escultura de la Universidad de Kingston en Londres. Fue elegido Royal Academician en 1998 y en 2000 comenzó su labor como profesor de escultura en la Royal Academy of Arts ubicada en Londres. En 2002 obtuvo un doctorado honorífico concedido por la Universidad de Dundee y en 2011 obtuvo el premio Bank of Scotland Herald Angel por su exposición ‘Precious Light’.

Tras más de 30 años de matrimonio, su esposa Lesley –quien colabora con él en su taller- sufrió un duro proceso oncológico que les llevó a una larga y profunda lucha, lo cual supuso una experiencia que deja en David una enorme huella. Tras 17 operaciones, David decía de su esposa “Tiene dificultades para andar y hablar y ha perdido su memoria de corto plazo. Ella es una mujer asombrosa. Sólo la he visto llorar en una ocasión y sólo por unos pocos segundos. Ahora estamos intentando que recupere su voz tocando música y animándola a cantar. Estando con ella me encuentro a mí mismo y al amor(Devine, 2014).

Una de las esculturas de David Mach parte del conjunto de Precious Light

El mundo artístico de Mach gira alrededor de la escultura como obra integral. Con ocasión de la celebración-exposición ‘Precious Light’, el artista impartió una lección magistral en el City of Edinburgh Council el 30 de marzo de 2011 bajo el título “El arte del exceso”, en la que manifestó crear dentro de lo que podríamos llamar la extravagancia expresionista: “Trabajo de muchas maneras diferentes con muchos materiales diferentes y usando muy diferentes procesos de producción para alimentar la necesidad que tienen mis temas excesivos, la extravagancia, la individualidad, la supervivencia. Yo quiero sangre y tripas en mi obra… celos, violación, alboroto, pestilencia, hambre e inundación. ¡Amor, paz, esperanza, sexo y lujuria!” (Mach, 2011). Es un programa alineado con el Britart que hemos expuesto y lo reflejará en su creación religiosa.

Precious Light

En 2011 el escultor David Mach realizó su creación de mayor alcance, 70 piezas que tardó 3 años en realizar y que constituían el contenido de una exposición titulada ‘Precious Light’. Ese año 2011, Reino Unido celebraba el 400º aniversario de la publicación de la King James Bible en 1611. Esta Biblia es la fuente fundacional del inglés moderno y su estilo literario y estructura sintáctica han tenido una importancia crucial sobre obras de la literatura inglesa como el ‘Moby Dick’ de Melville, el ‘Paraíso Perdido’ de Milton o las ‘Baladas’ de Wordworth.

Cartel de la exposición precious light de david mach en torino, turín, italia

El City Art Center de Edimburgo decidió organizar una gran celebración en colaboración con el Mach, a quien comisionó para crear una gran exposición. El origen de la idea había comenzado diez años antes. Comenta Mach, “en 2002, una amiga, Annie Macdonald, me sugirió ‘ilustrar’ la Biblia del Rey Jacobo. En ese momento se había vuelto más y más apocalíptico, más extravagante, más violento tanto en acción como imaginería, y yo buscaba algo que me permitiera expresar un montón de ideas, dirigidas furiosamente, extravagante en sus naturalezas y detalles y en sus esfuerzos y labores.” (Mach, 2011).

Efectivamente, se le propuso que inspirado en textos de la misma creara un gran conjunto de obras que los ilustraran desde el arte contemporáneo. Mach tardó 3 años en realizar las piezas y necesitó el apoyo de 30 colaboradores en su taller, además de su esposa Lesley. El resultado fueron 64 collages, algunos con un tamaño que superaba los 7 metros de longitud y varias esculturas, algunas con un tamaño monumental de 5 metros de altura. Todas las obras formaban un conjunto coherente y constituyen no sólo una exposición sino una auténtica ópera visual de la King Jacob Bible.

Portada de la primera edición de la Biblia del Rey Jaime, King Jacob's Bible en inglés

Los collages ilustraban diversos pasajes bíblicos como la Creación de Adán y Eva, el Arca de Noé, la Escalera de Jacob, Jonás y la ballena, la Natividad, el Juicio Final o Cielo e Infierno. En su conjunto son collages muy característicos del estilo de Mach desde finales de los años 1980s: collages de gran formato en el que participa una multitud de personajes recortados de las más diversas fuentes y pegados sobre extensos escenarios de ciudades o naturaleza fácilmente identificables. Cuando esta estética del collage de Mach dialoga con la Biblia, entonces las obras adquieren una intensa familiaridad con la pintura flamenca del Bosco, Brueghel y Huys en el siglo XVI.

Junto con esos collages nos encontramos varias esculturas. Destacan dos bustos, de Jesús y el diablo, realizados con centenares fósforos de colores importados de Japón. También destaca una crucifixión titulada “Die Harder” realizada con ganchos de perchas reciclados. Pero si una obra tiene centralidad en la exposición es Gólgota, una triple crucifixión de Jesús y los dos ladrones que lo acompañaban. Clavados sobre enormes cruces metálicas, alcanzan un conmovedor patetismo y suponen una desgarradora reflexión sobre la violencia y el dolor.

El estilo artístico de Mach puede ser populista. Su proximidad con la sensibilidad común quiere ser también comercial. La buscada espectacularidad de sus obras sin duda se bañan en efectismo. y además sus creaciones -en las que conviven patetismo, drama y humorismo- oscilan ambiguamente entre la caricatura bíblica y una sentida reflexión. Así lo comentaba un crítico: “Es difícil distinguir dónde se separan reverencia y parodia en esta épica exhibición. Aunque superficialmente es una revisión brillante y moderna (y no siempre amable con los niños) de arte religioso fuera de moda, se encuentran también significados y contextos profundos. En ‘La resurrección’, por ejemplo, un par de pies agujereados y sangrantes se mezclan en un vertedero lleno de basura, un posible comentario sobre los basureros de consumismo que subyacen en los países donde los sentimientos religiosos permanecen más fuertes” (Pollock, 2011).

Las obras de la ‘Precious Light’ de Mach plasman un mundo extremo, violado por el apocalipsis y desbordante de éxtasis. Son un estallido de color y personajes tan numerosos que hacen difícil hacerse cargo de la visión. Los collages son explosiones que nos hacen pequeños ante un monumental relato. En los collages tiene un papel importante el bombardeo de información, mensajes, publicidad y propaganda al que se ve sometido el hombre del siglo 21.

Para Mach, entre el ruido mediático e Internet, “somos espectadores de terribles tragedias de países y ciudades que son sumergidas por tsunamis enormes y contaminadas. Mientras cenamos podemos ver en vivo escenas desde Afganistán, Irak, Libia… Somos bombardeados por reportajes sobre cualquier tipo de suceso dramático. Pero todo esto no parece fastidiar al hombre contemporáneo y parece que despierte en él una especie de gula que nos lleva a comprar televisores todavía más grandes para ver y ver las mismas imágenes hasta alcanzar millones de visitas en la Red” (Vatican Insider, 2015). Las composiciones manifiestan una intensa preocupación por la humanidad en su conjunto y por cómo las personas sobreviven a las grandes amenazas. Mach afirma: “Estoy obsesionado con la idea de individualidad, especialmente en nuestro loco, extraño, bizarro, peligroso y realmente jodido mundo, y con todas las presiones y sinsentidos que tenemos que enfrentar cada día. Estoy obsesionado con la gente, cómo sobrevive al estiércol que la vida le arroja encima” (Chaplin, 2011).

David Mach posando con una de sus obras mientras fuma. no fumes, fumar es malo

Mach pone de manifiesto que en la actualidad es “irreligioso y no experto” en cuestiones religiosas, pero él recuerda las historias de la Biblia que le contaban durante su infancia en casa, en la Iglesia y en la escuela. “Para muchos como él, estas historias persisten como fuentes fértiles de imaginación creativa” (Chaplin, 2011). El proceso durante los tres años de producción partió de los textos y el reencuentro con las grandes narraciones que él había aprendido de pequeño de sus padres. “Fui buscando en la Biblia citas para poder dar instrucciones a mis colaboradores y me hice consciente de que conocía muchas de ellas por mi educación religiosa. Pero también me sorprendí por lo mucho que la King James Bible tiene que ver con la forma como hablamos actualmente: el lenguaje de hoy en día procede de esas páginas” (Dale, 2011).

En 2015 la exposición ‘Precious Light’ fue mostrada en Turín y la comisaria de ésta explicaba el carácter monumental que ha conseguido Mach. ‘Precious Light’ es “una propuesta llena de épica, en la cual la narrativa bíblica, apocalíptica y colosal, no es una simple citación sino un conmovedor relato de la contemporaneidad de sus dramas y sus esperanzas. La deslumbrante representación de las Sagradas Escrituras captura la actualidad: grandes collages compuestos de imágenes de lugares públicos de masas y gente real tomadas de revistas, periódicos, televisión, publicidad, webs. David Mach aborda las emergencias políticas y sociales con un lenguaje tanto actual como clásico, poético como trágico” (Botallo, 2015). En sus palabras, “soy consciente de que ha resultado ser no sólo la celebración del cuarto centenario de la Biblia del Rey Jacobo sino una presentación de la misma naturaleza del mundo en que nosotros estamos en este momento viviendo.” (Mach, 2011).

Tres esculturas de David Mach pertenecientes al conjunto gólgota probablemente

A propósito de ‘Precious Light’, Adrienne Dengerink Chaplin realizó una aguda reflexión en un artículo en The Guardian acerca de la relación entre arte religioso y creencia titulado ‘Not all religious art is made by believers’. En su opinión, “trabajos como el de Mach desafían la asunción de que sólo los artistas con Fe pueden producir arte religioso. Incluso puede haber veces en que sea el artista sin Fe quien hace el mejor trabajo, libre de las expectativas de conformarse a las interpretaciones estándar tanto de la Iglesia como de la historia del arte” (Chaplin, 2011). “Si es posible para artistas sin fe producir arte religioso, por qué necesitaría el espectador Fe para apreciarlo? Para Mach, la Biblia contiene ejemplos de todo el drama humano y todos los arquetipos que encontramos en nuestras vidas actualmente –amor, dolor, lucha, accidentes, éxtasis, violencia, desastres naturales y mucho más-. Para él la religión no trata sobre la experiencia espiritual de la belleza sublime sino que proporciona una narrativa para enmarcar la sangre y tripas de la vida del siglo 21. O, como me dijo hace unos días en su estudio en la exposición de Edimburgo: ‘Hay tanta jodida mierda cayendo sobre la gente que la gente está buscando cuestiones mayores” (Chaplin, 2011).

Precious Light’ es una ópera visual de la Biblia que merece ser contemplada de cerca, una obra coral en cada collage que recupera el espíritu de los grandes relatos. Pone el foco sobre las constantes de la condición humana que aparecen reflejadas y llevadas a su límite en los textos bíblicos. A la vez, da nuevo cuerpo visual a los relatos sobre el escenario del violento siglo 21. Trata de comprender qué significan esas historias radicales en el mundo actual y entonces, “captas la intención del artista: la historia de la Biblia como un evento global” (Rees, 2011). En este estudio vamos a pensar sólo algunas de las obras de ‘Precious Light’.

Conclusión

La obra religiosa del escultor David Mach forma una gran ópera visual. Su figura artística anticipa la corriente conocida como BritArt. Como en dicha corriente, Mach mantiene una relación densa y compleja con lo religioso. Aunque en el caso de Mach no se considera una persona religiosa, su familia es católica y su cultura está impregnada de querencias y referencias bíblicas y cristianas. Tras el estudio pormenorizado de sus obras podemos concluir que la reflexión y creatividad sobre lo religioso no sucede en el plano ideológico o confesional sino que tiene raíces profundas. La imaginación trascendente y la reelaboración de la tradición religiosa sucede en los talleres más profundos de la cultura porque son cuestiones arraigadas en las preguntas más existenciales del hombre y en el misterio de los límites de la condición humana. Cuando existe suficiente libertad creativa y una cultura del encuentro en el ámbito religioso entonces la creatividad y genio del arte religioso es capaz de expresarse con altura. Ese es el paradigma que se encuentra en la pastoral cultural del papa Francisco (2015).

Por otra parte, la estética y mensajes de la obra de David Mach ponen a la religión en contacto con los temores apocalípticos frente a los grandes riesgos globales. También lo conectan con la ascética de la pobreza y convierten lo religioso en materia prima de la cultura popular. El brutalismo y la espectacularidad, así como todo el arte postpunk de los años 1980s se muestran medios útiles para expresar las preocupaciones religiosas de una época. Son necesarios estudios más completos sobre la obra religiosa de Mach y la obra religiosa del BritArt para poder comprender la relación entre religión, cultura y arte en el mundo actual.

Una niña contempla absorta una de las obras de David Mach

Referencias

  • Website personal. www.davidmach.com

  • Adams, Brooks; Jardine, Lisa; Maloney; Martin; Rosenthal, Normal; Shone, Richard & Kydd, Shand (1997) Sensation. Young British Artists from the Saatchi Collection. Londres: Thames & Hudson.

  • Amar, Adeline (2011) Mach Meets His Maker. The Skynny (July 29, 2011).

  • Bayne, Jen (2011) Coat hangers and collage: David Mach. Art She Hearts (August 20, 2011).

  • BBC (2011) Artist David Mach turns Bible into modern art. BBC (July 27, 2011).

  • Borneto, Elena (2015) Precious Light: la narrazione biblica, apocalittica e coloccale di David Mach. Espoarte (April 21, 2015).

  • Botallo, Patrizia (2015) Precious Light. Martin Arte Internacionale.

  • Chaplin, Adrienne Dengerink (2011) Not all religious art is made by believers. The Guardian (September 23, 2011).

  • Chester Cathedral (2016) David Mach Ra. Chester Cathedral (March 2016).

  • Cole, Penny (2011) A truly global vision of an eternal story. A World to Win (August 25, 2011).

  • Cork, Richard (2003) New Spirit, new sculpture, new money. Art in the 1980s. New Haven: Yale University Press.

  • Daily Mail Reporter (2009) Blazing a trail: The artist who makes strikling sculptures from matchsticks. The Daily Mail (February 20, 2009).

  • Dale, Paul (2011) Precious Light – David Mach interview. The List (July 6, 2011).

  • Devine, Cate (2014) Artist David Mach tells of wife’s brave battle. The Herald Scotland (October 20, 2014).

  • Doughton, Lauren (2016) David Mach – Commando. Shetland Arts (January 13, 2016).

  • Edinburgh City Art Centre (2011) David Mach – Precious Light: a celebration of the King James Bible 1611-2011. Edinburgh Museums & Galleries (July, 2011).

  • Francisco (2015) La mia idea di arte. Roma: Mondadori.

  • Fullerton, Elizabeth (2016) Artrage! The Story of the BritArt Revolution. Londres: Thames & Hudson.

  • Gallagher, Anne (Ed.) (2012) Damien Hirst. Londres: Tate Publishing.

  • Gallagher, Paul (2010) David Mach’s incredible sculptures. Dangerous Minds (December 29, 2010).

  • Heather James Fine Art (2004) David Mach: Coathanger sculptures. Heather James Fine Art.

  • Hirst, Damien (2005) New Religion. Londres: Paul Stoper

  • Hirst, Damien & Burn, Gordon (2001) On the Way to Work. Londres: Faber & Faber.

  • Mach, David (2011) The Art of Excess. Edimburgo: Edinburgh City Art Center.

  • Mach, David (2011) Precious Light. Postcard Book. Edinburgh: Revolution Editions.

  • Mahoney, Elisabeth (2002) It’s a weird, bizarre, dangerous world. The Guardian (March 12, 2002).

  • Muir, Gregor (2012) Lucky Kunst: The Rise and Fall of Young British Art. Londres: Aurum Press.

  • Pollock, David (2011) David Mach: Precious Light. The List (August 5, 2011).

  • Rees, Jasper (2011) David Mach: Why I turned the Crucifixion into coat hangers. The Telegraph (January 11, 2011).

  • Stallabrass, Julian (2006) High Art Lite. The Rise and Fall of BritArt. Londres: Verso Books.

  • The Scotsman (2011) When Noah’s Ark landed in Edinburgh: David Mach unveils religious-themed exhibition. The Scotsman (July 28, 2011).

  • Vatican Insider (2015) En Turín ‘Precious Light’, la exposición de Mach inspirada en la Biblia. La Stampa (4 Abril 2015).

  • Watkins, Jim (2011) David Mach. Transpositions (2011).