Ignacio Carbajosa: “Los jóvenes de hoy no van a ser conquistados por una doctrina”

  • “Hay que recuperar todo lo que era Jesús”, dice el responsable en España de Comunión y Liberación a Vida Nueva
  • En cuanto a la libertad, tema principal de la XV edición de EncuentroMadrid, afirma que “se experimenta en medida que establecemos relaciones que nos liberan”

Ignacio Carbajosa, responsable de Comunión y Liberación en España

Si bien otros años ha participado en las ponencias de EncuentroMadrid, en la edición que se celebrará los próximos días 12, 13 y 14 de octubre Ignacio Carbajosa, responsable en España del movimiento Comunión y Liberación, actuará como un “voluntario más” preparando todo para el evento de este fin de semana. Y es que en esta ocasión, en la que se celebra la XV edición de EncuentroMadrid, se ha elegido con el lema ‘Por la libertad se puede y debe aventurar la vida’

PREGUNTA.- ¿Cómo se contempla el concepto de libertad desde la fe cristiana?

RESPUESTA.- Se puede teorizar mucho acerca de la palabra libertad, pero en la práctica, las personas nos damos cuenta de que somos libres en medida que establecemos relaciones que nos liberan. Uno tiende a pensar que se es libre cuando no tiene que ir a trabajar, cuando no tiene que aguantar al jefe, pero lo cierto es que un chaval que se enamora experimenta la libertad, aunque esté en el culmen del vinculo con otra persona. Lo mismo ocurre en la fe. El culmen de la libertad lo experimento en mi relación con Dios, en Jesus hecho hombre, que era libre y con sus palabras liberaba.

P.- ¿Cómo ayuda un evento como este a acercar la Iglesia a la sociedad?

En el EncuentroMadrid de hace unos años entró un Mikel Azurmendi agnóstico. Él había vivido el Mayo del 68, había sido testigo de momentos convulsos de la sociedad española. Pero lo que le llamó la atención y, de alguna manera, fue el primer paso en el camino para él, fue que quien acudió a recogerle al hotel donde se hospedaba era un ingeniero que estaba de voluntario. En seguida le preguntó dónde estaban su mujer y sus hijos. También estaban en EncuentroMadrid, como voluntaria ella y los niños corriendo por ahí. Se quedo impresionado. Tanto, que pensó que debía un libro, ya que creía que ahí se encontraba el futuro de nuestro país. Durante dos años ha ido visitando distintas obras de Comunión y Liberación y escribe su nuevo libro, ‘El abrazo. Hacia una cultura del encuentro’. Él se ha convertido, ha abrazado la fe escribiendo este libro sobre nosotros y viendo con sus propios ojos las obras que se llevan a cabo.

P.- ¿Son las obras sociales de la Iglesia una forma de acercarse a los jóvenes?

R.- Paso mucho tiempo con los universitarios a los que doy clase, y uno de los gestos que hacemos lo llamamos acción caritativa. Es decir, cada dos viernes vamos a la Plaza Mayor a llevar bocadillos y bebidas calientes a las personas que viven en la calle. Lo cierto es que normalmente hay una resistencia a este tipo de gestos cuando provienen de la Iglesia, pero cuando los jóvenes, que están especialmente necesitados de contextos de amistad, de belleza, de vínculos afectivos, ven lo que hacemos, encuentran algo que les conquista, y se dan cuenta de que eso que les ha conquistado son efectos de la fe.

P.- El Sínodo de los Obispos trata sobre los jóvenes, y estos, tal vez sea por lo que se desprende de las nuevas generaciones, reclaman libertad, una Iglesia que les acepte tal cual son, ¿cómo valora este Sínodo?

R.- Es una gran alegría porque este Papa es un hombre que tiene los pies en el suelo y se da cuenta de que los jóvenes no de hoy no van a ser conquistados por una doctrina. Necesitan que ocurra lo mismo que en el origen, cuando publicanos y fariseos, como la samaritana, que no podían ni entrar al templo, pero se acercaron a Jesús. Y es que debemos recuperar lo que era Jesús: un abrazo total a todo lo que reclaman los jóvenes.

P.- El Papa decía durante el discurso de apertura del Sínodo que hay que acabar con el clericalismo porque es una de las raíces de los males de la Iglesia, ¿cómo valora estas palabras de Francisco?

Estas palabras son proféticas. Es maravilloso que un Papa, que es un clérigo, pueda usar estas palabras. Antes a los sacerdotes se les seguía por la tradición, no por sus actos. Como una imposición. Debemos volver a los inicios, como aquellos que siguieron a Jesús por el atractivo de sus palabras. Los jóvenes saben quien les habla con verdad.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/10/2018
Compartir