Parolin en el Congreso Mundial de la Familia: “Sois los ladrillos de la sociedad”

  • El secretario de Estado participa en la celebración del 25º aniversario de la presencia católica en Moldavia
  • Las familias se enfrentan a “graves desafíos derivados de una cultura individualista, utilitaria y consumista”

El secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, intervino en el XII Congreso Mundial de la Familia en Chisinau (Moldavia), donde recordó a los presentes que las familias son “los ladrillos de la sociedad”.

La cosa más hermosa que Dios hizo, (nos dice la Biblia), fue la familia. Él creó al hombre y la mujer. Y les dio todo, encomendándoles el mundo: ‘Crece, multiplica, cultiva la tierra, haz que dé fruto y déjala crecer’”, dijo el cardenal Parolin inspirándose en las palabras utilizadas por el Papa durante la Vigilia de Oración para las familias en Filadelfia en 2015.

La alegría de amar

Recordando el Encuentro Mundial de Familias celebrado en Dublín, en agosto, Parolin hizo hincapié en las familias de todo el mundo “que profundizaron en su conocimiento del plan de Dios y reflexionaron sobre los desafíos a los que se enfrentan en la sociedad contemporánea”.

“En el matrimonio vemos un reflejo del amor gozoso que es la vida de la Santísima Trinidad. Es la alegría de amar y ser amado, la alegría de dar y recibir, la alegría de la entrega mutua, que es la fuente de nuestra satisfacción como individuos y como familia humana”, señaló Parolin.

Fragilidad matrimonial

La durabilidad y la integridad del matrimonio son de “vital importancia”, dijo, “especialmente en tiempos como el nuestro, cuando somos conscientes de cuán profundamente frágiles parecen ser tantas relaciones humanas”.

El cardenal tuvo palabras más cercanas para los matrimonios que ofrecen “un testimonio convincente de la belleza del amor conyugal”. Y destaco el número creciente de iniciativas destinadas a ayudar a las familias en diferentes países: “Las familias son generosas y responsables en la defensa de los valores humanos y cristianos que sirven como fuente de sabiduría y fortaleza para la sociedad en general”.

Desafíos

Pietro Parolin se mostró honrado de poder participar en este Congreso e hizo una exposición sobre los “graves desafíos que enfrentan las familias de hoy derivados de una cultura que es individualista, utilitaria y consumista”. Y apoyándose en la exhortación apostólica ‘Amoris laetitia’, mencionó como el Papa advierte contra el “creciente peligro representado por un individualismo extremo que debilita los lazos familiares y termina considerando a cada miembro de la familia como una unidad aislada, lo que lleva en algunos casos a la idea de que la personalidad sus deseos, que se consideran absolutos”.

“Como una imagen de Dios, la familia tiene características únicas que la convierten en la piedra angular de todas las sociedades”, dijo Parolin. “Es una comunidad de amor y vida donde las diferencias humanas fundamentales promueven el crecimiento y el desarrollo mutuos. Es por eso que debemos sostener y afirmar claramente que la familia contribuye a la armonía y al desarrollo de cada sociedad”.

Moldavia

Después de la intervención en el Congreso Mundial, el cardenal presidió una misa en la catedral con motivo del ‘25° año de presencia de la Iglesia católica’ en la República de Moldavia. En la celebración estuvo acompañado por el obispo de Chisinau, Anto Cosa; el nuncio apostólico en Moldavia, además de otros obispos del país.

Noticias relacionadas
Actualizado
17/09/2018
Compartir