Urkullu lamenta el fallecimiento de Setién, que siempre “sembró” la convivencia

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha lamentado la muerte del obispo emérito de San Sebastián, José María Setién, del que ha dicho que “siempre mostró un compromiso íntegro y honesto y sembró la convivencia en Euskadi”. El dirigente vasco también ha dicho que fue “cercano, generoso y un modelo en la Iglesia y en nuestro país”.

Por su parte, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, destacó que Setién era una persona “con una larga trayectoria en la Iglesia y en la sociedad y estuvo muy implicado con la realidad que le tocó vivir”. Goia ha dicho a los periodistas que “muchas veces fue convertido en objeto de polémicas de un modo injusto”.

“Detener los flujos migratorios no es la solución”

Djalwana Lompo, arzobispo de Niamey, ha hecho unas declaraciones sobre los movimientos de personas que recorren el continente africano de camino a Europa. “La solución no es decir: detengamos los flujos migratrorios, impidamos el paso. Tenemos que preguntarnos qué podemos hacer por aquellos que pasan por Níger”.

Agadez se ha convertido en un cruce de caminos, donde se han creado campos de refugiados para ayudar a la gente a sobrevivir: “Hay personas que huyen de la guerra, hay otra que escapa de la absoluta ausencia de perspectivas y a menudo son las mismas familias las que obligan a los niños a irse”, señala Lompo.

Los cristianos de Niger representan el 1,5% de la población total y cuentan con el respeto de los hausa, que es el grupo étnico mayoritario del país. “Cáritas sigue unos principios claros: la acogida de todas las personas y la atención que favorezca los proyectos de desarrollo en el país. Además, el 70 por ciento de su personal es musulmán, que muestra la apertura a unos valores para todos”, ha declarado el arzobispo africano.

“La corrupción es un cáncer que debe ser erradicado”

“La corrupción es un cáncer que ha penetrado en todos los sectores de nuestra sociedad y las leyes actuales no pueden afrontarla adecuadamente. Por lo tanto, hay una necesidad urgente de actuar drásticamente para erradicarla y darle al país un nuevo inicio. En este sentido, exhortamos al presidente a que declare la corrupción un desastre nacional, para facilitar la adopción de medidas extraordinarias para ocuparse de ella”, ha declarado la Comisión de Diálogo Nacional, presidida por Martin Kivuva arzobispo de Mombasa.

Según la ONG Transparencia Internacional, Kenia está en el número 143 de 180 de la lista de países más corruptos. La Comisión de Diálogo Nacional instó también al Gobierno a que “apruebe un proyecto de ley que ofrezca la amnistía a los delincuentes que confiesen y devuelvan al Estado el dinero sustraído a la colectividad, e imponga sanciones severas a los corruptos”.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/07/2018
Compartir