Entreculturas corre para levantar a Sudán del Sur

  • La entidad jesuita organiza carreras solidarias por toda España para recaudar fondos
  • El país africano sufre la segunda mayor crisis alimentaria del mundo, solo superado por Siria
  • De sus 12,5 millones de habitantes, cuatro son desplazados y ocho necesitan ayuda humanitaria

Organizada por la entidad jesuita Entreculturas, hoy se celebra en Madrid y en Málaga la carrera solidaria Corre por una causa, que, desde el pasado 27 de enero, con la primera marcha en Córdoba, se celebra cada fin de semana en al menos una ciudad, habiendo ya 13 confirmadas. De momento, se espera que participen en total hasta 20.000 corredores.

El precio para inscribirse en la carrera es de 10 euros, aunque quienes quieran colaborar con el proyecto pueden hacerlo directamente a través de su página web. En las ciudades en las que ya se ha celebrado la carrera ha dominado un ambiente festivo y ha habido una alta participación de los más pequeños, pues saben que corren para ayudar a otros chicos de su edad en situaciones de necesidad.

La iniciativa, que este año cumple su séptima edición, tiene como fin recaudar fondos para la acción de Entreculturas en Sudán el Sur, país que, desde su emancipación hace cuatro años y el conflicto étnico que la siguió, sufre la segunda mayor crisis alimentaria del mundo, solo superado por Siria.

Tal catarsis en Sudán del Sur ha provocado que, de sus 12,5 de millones de habitantes, cuatro millones hayan huido de sus hogares y sean hoy desplazados internos en otros lugares del país o refugiados más allá de sus fronteras. Algo brutal, puesto que hablamos de una nación, la más joven del mundo, en la que ocho millones de habitantes, hasta un 65% del total de la población, necesitan algún tipo de ayuda humanitaria.

Educación y ocio

Para responder a esta situación, Entreculturas cuenta con un proyecto en clave integral en el condado de Mabán, en el noreste del país, uno de los azotados por las diferentes crisis. Allí, ofrece a una población en buena parte desplazada, acciones basadas en la educación y en el acompañamiento psicosocial.

En total, atiende de distintos modos a 4.000 miembros de la comunidad local en un contexto de fuerte vulnerabilidad. Un millar de niños participan en su programa de acceso a la educación básica (infantil y primaria) y otros 3.000 jóvenes y adultos reciben apoyo en dinámicas que van desde el ocio (con talleres de danza, música y teatro) al deporte, con distintos torneos de diferentes disciplinas.

Y es que, como comprueban los promotores del proyecto, los espacios para el esparcimiento, además de fomentar la creatividad de los participantes, en contextos tan golpeados como este, sirven de claro apoyo al trabajo psicológico.

Noticias relacionadas
Actualizado
11/02/2018
Compartir