Los salesianos inauguran un congreso para aplicar ‘Amoris laetitia’ en la pastoral juvenil

  • Varios expertos afrontarán cuestiones relacionadas con la vinculación permanente entre pastoral juvenil y familiar
  • “Si no estamos con las familias, podremos hacer mucho menos de lo que queremos”, pide el superior general

La Congregación Salesiana, presente en 132 países, reúne estos días a más de 300 agentes de pastoral en un congreso internacional que está reflexionando sobre la implicación mutua entre la pastoral juvenil y la familiar. Esta destacada cita se celebra en Madrid del 27 de noviembre hasta el 1 de diciembre con el nombre de ‘SYM Family 17‘ (empleando las siglas, en inglés, de Movimiento Juvenil Salesiano) .

Diferentes expertos están debatiendo sobre la evangelización y la familia, la vocación al matrimonio entre los jóvenes, la formación de los novios, la educación en el amor, la relación de los padres con los hijos o las situaciones especiales en la familia.

La inauguración, en la tarde de ayer lunes 27 de noviembre, contó con el Rector Mayor de los Salesianos, Ángel Fernández Artime, acompañado del resto del Consejo General de la Congregación, el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro; el Nuncio Apostólico en España, Renzo Fratini; el sacerdote Alexandre Awi Mello, secretario del nuevo Consejo Pontificio para los laicos, la familia y la vida, instituido por el papa Francisco; la presidenta de CONFER, Mariña Ríos; así como representantes de administraciones públicas.

Autoridades presentes en el congreso “SYM Family 17”, organizado por los salesianos en Madrid

Asignatura pendiente

En la inauguración, el español Ángel Fernández Artime insistió que en el congreso no busca “ser un congreso académico que después de cuatro días se quede solo en los ecos académicos”. Es una respuesta, continuó, a la “propia reflexión salesiana que nos advertía que, como salesianos, que hablamos y reflexionamos muchos sobre los jóvenes, que tenemos una asignatura pendiente con las familias”.

“La realidad de los dos sínodos fue tan fuerte en toda la Iglesia, y también para nosotros que nos dijimos: hemos de seguir creciendo en la reflexión educativa, pastoral y evangelizadora de esta realidad pastoral juvenil y familia”, señaló. “Si no estamos con las familias, podremos hacer mucho menos de lo que queremos”, concluyó.

Una lectura positiva

La ponencia inaugural corrió a cargo de Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto (Italia) y secretario especial en el Sínodo sobre la Familia, que abordó la vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo a partir de las indicaciones de la asamblea de obispos y de la exhortación de Francisco “Amoris laetitia”. Para el prelado italiano, “la familia tiene que estar en el centro de la acción pastoral de la Iglesia”, en un momento en el que “por una parte, crecen el individualismo y el temor al compromiso ‘para siempre’ y, por otra, se tiende a una mayor autenticidad en las relaciones interpersonales”. En este sentido, en línea con el Papa, señaló cuatro aspectos fundamentales: “la familia es escuela de humanidad, de socialidad, de vida eclesial y de santificación”. Y es que para el padre sinodal, “la familia educa a vivir en la comunión de la Iglesia” y “evangelizar las familias significará acompañarles en la experiencia viva de la fe eclesial”.

El arzobispo ofreció, además, tres características “que expresan la inspiración de fondo de la acción pastoral del papa Francisco: la atención al pluralismo y a la inculturación de la fe; la armonización entre el realismo de la lectura de los problemas y la misericordia que sobresale en las indicaciones para afrontarlas y superarlas; y el lenguaje utilizado por el papa Francisco, que es concreto y coloquial, que sabe ser también evocativo y poético”.

Hasta el viernes intervendrán el salesiano Fabio Attard, Consejero General para la Pastoral Juvenil de los Salesianos, que hará una lectura propositiva de la realidad congregacional; Carmen Peña García, doctora en Derecho Canónico, que señalará cómo acompaña la Iglesia a la familia; y Rossano Sala, salesiano recién nombrado Secretario especial en el Sínodo sobre los Jóvenes, que se centrará en la familia dentro de la propuesta pastoral salesiana.

Noticias relacionadas
Actualizado
28/11/2017
Compartir