Cardenal Stella: “Los jóvenes no pueden convertirse el sábado y entrar al seminario el lunes”

cardenal Beniamino Stella en la Universidad San Dámaso Madrid noviembre 2017

Una oportunidad para reflexionar juntos sobre la formación. Bajo esa premisa se presentó el prefecto de la Congregación para el Clero, Beniamino Stella, en la Universidad San Dámaso. El cardenal participó en las jornadas ‘El Derecho en la misión de la Iglesia’, celebrada hoy, 6 de noviembre, con una ponencia titulada ‘El futuro de la formación sacerdotal: retos para el ordenamiento canónico’.

El purpurado fue claro y directo en su mensaje a los formadores de seminario, a los que pidió discernimiento para reconocer una verdadera vocación: “Los jóvenes no pueden convertirse un sábado y entrar al seminario un lunes”. Stella les empujó a no dejarse llevar por las prisas y por los números y discernir, “que es una de las enseñanzas de este pontificado”.

Hace ya casi un año (el pasado 8 de diciembre) de la publicación de la nueva ratio fundamentalis ‘El don de la vocación presbiteral’, que “pone en el candelero la formación de sacerdotes”, como ha reconocido Stella. Un documento que “contribuye a la acertada y necesaria reforma de la Iglesia” en un tiempo que “esperamos que para todos sea de renovación”, ha continuado.

Campanas de renovación

El cardenal se refirió al Concilio Vaticano II durante su alocución, dejando patente que “despertó en los cristianos la necesidad de cambiar”. Ahora, Francisco “vuelve a tocar la campana de la renovación con el fin de no acomodarnos”, ha reconocido. Y lo hace no solo con sus palabras, “sino sobre todo con su testimonio de vida”.

cardenal Beniamino Stella en la Universidad San Dámaso Madrid noviembre 2017

Los cardenales Stella y Osoro, hoy en San Dámaso

Stella ha manifestado ante el centenar de seminaristas que le escuchaban que “la renovación no solo puede ser una operación estética para que la Iglesia parezca más moderna y más bella, sino una renovación auténtica, que pasa por la Curia romana y otras estructuras eclesiales que necesitan estar en purificación permanente”. Al mismo tiempo, ha recordado que, como dice el Papa: “Sin un cambio de mentalidad, la renovación es inútil”. El purpurado también ha afirmado que la renovación pasa por una “conversión personal que tenemos que hacer nosotros como pastores de la Iglesia”.

La ponencia de Stella ha tenido un claro acento pastoral, más que académico, teniendo en cuenta su experiencia en el dicasterio. Pero en ella también ha aludido a la doctrina, que, según sus palabras, debe estar inspirada en la disciplina: “Deben concretarse en la práctica a través de opciones pastorales y pedagógicas”.

“Los seminaristas deben crecer en fraternidad”

Sobre la ratio, el cardenal ha recalcado que ha sido redactada teniendo en cuenta la norma y reflejando las características propias de las iglesias locales. Y en relación a este punto, ha incidido en el llamado que el documento hace a los obispos con seminarios desiertos, invitándolos a enviar a los seminaristas a otros seminarios para que crezcan en fraternidad o a apostar por seminarios interdiocesanos. Un ejemplo de la adopción de esta medida es Plasencia. El nuevo obispo, José Luis Retana, decidió enviar a los seminaristas a Salamanca para formarse, puesto que solo eran cuatro.

Stella ha hecho hincapié en dos factores: la formación integral de los sacerdotes, que se busca que abarque la totalidad de la persona; y la formación permanente, porque “los sacerdotes deben estar siempre dispuestos a aprender y ser instrumento necesario para avivar el don del ministerio pastoral”.

En este sentido, ha aclarado que con asiduidad, se suela achacar los problemas del sacerdocio al seminario, a la formación inicial. “Ciertamente es una etapa decisiva, pero no podemos exigir al seminario que garantice un ministerio feliz y perfecto si descuidamos luego la formación permanente”, ha explicado. Y ha añadido: “Si no cuidamos esta formación corremos el riesgo de convertirnos en hombres humanamente poco sociables, pastoralmente desilusionados, humanamente vacíos y culturalmente pobres”.

Osoro a los seminaristas: “Acoged los cambios en vuestro corazón”

cardenal Beniamino Stella en la Universidad San Dámaso Madrid noviembre 2017
Por último, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha agradecido la presencia de Stella y “su esfuerzo por el hecho de que la ratio recoge los aspectos fundamentales para hacer presente el ministerio sacerdotal en esta época de cambios que estamos viviendo; y por el esfuerzo que están haciendo en la congregación para ponerlo en marcha”.

Y en unas palabras a los seminaristas, Osoro les ha recordado que ellos son los protagonistas de la puesta en marcha del nuevo modelo de formación de los seminarios. Por ello, les ha animado a que acojan la novedad “en su corazón”.

Noticias relacionadas
Actualizado
06/11/2017
Compartir