El Ministerio de Justicia abre la puerta a un IRPF multiconfesional

logotipos de varias religiones presentes en España

La Iglesia no se opone a que el resto de religiones cuenten con una casilla, pero no todas quieren beneficiarse de ello

logotipos de varias religiones presentes en España

El Ministerio de Justicia abre la puerta a un IRPF multiconfesional [extracto]

RUBÉN CRUZ | Es una demanda casi histórica. La mayoría de confesiones con notorio arraigo en nuestro país llevan años pidiendo al Gobierno equipararse a la Iglesia católica y tener una casilla en la declaración de la renta para que sus fieles puedan destinar el 0,7% de sus impuestos en conciencia con su fe. Ahora, esta demanda ha sido escuchada por el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera García-Canturri, que ha abierto la puerta a que en esta legislatura musulmanes, judíos, evangélicos, mormones, budistas, testigos de Jehová y ortodoxos puedan marcar la X a favor de su confesión. Esta nueva realidad se fraguó a finales de la pasada legislatura, en uno de los grupos de trabajo que se constituyeron para identificar los problemas a abordar en la siguiente legislatura, según explicó a Europa Press. Además, indicó que “hubo consenso”.

Se trata de una modificación que la Conferencia Episcopal ve con buenos ojos. Así, la noticia ha sido bien acogida por las otras siete confesiones, con las que ha hablado esta revista. No obstante, no todas quieren beneficiarse de ello. Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, es claro con la postura de la Iglesia: “No nos oponemos a que existan otras asignaciones para las demás confesiones. Pero la forma de regularlo y las confesiones a incluir es competencia del Estado en el marco del derecho a la libertad religiosa”.

Aunque es competencia de Justicia plantear e impulsar esta medida, la decisión última depende de Hacienda, quien ya conoce la intención de García-Canturri. “Al final de la anterior legislatura y casi como aproximación teórica, hice alguna gestión verbal con el Ministerio de Hacienda y lo que se dijo fue: ‘Puede ser una iniciativa interesante; cuando dejemos de estar en funciones, lo volvemos a hablar’”, indicó.

La asignación tributaria multiconfesional es una reivindicación sobre todo de los evangélicos (1,5 millones en España). Sin embargo, han vuelto a chocar con la Justicia. En una sentencia hecha pública el 2 de enero, el Tribunal Supremo confirma la negativa de Hacienda a incluir una casilla para la Iglesia evangélica en la declaración de la renta, pues considera que no vulnera los derechos fundamentales de dicha confesión. La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEDERE) había acudido a este tribunal tras haber obtenido una sentencia desfavorable de la Audiencia Nacional.

Pese a todo, FEREDE acudirá al Constitucional y está dispuesta a ir a Estrasburgo si fuera necesario. Debido a esta resolución, desde FEREDE no confían que Hacienda agilice el proceso: “Nos parece bien que el Ministerio de Justicia diga que lo va a llevar. Lo que pasa es que no hay voluntad política. ¿Qué va a decir Hacienda? Si lo ha denegado con anterioridad y encima los tribunales españoles le dan la razón”.

Musulmanes (1,9 millones de fieles en España) y judíos (100.000) son, junto a los evangélicos, las tres confesiones que suscribieron acuerdos con el Estado en 1992. Todas ellas han demandado equipararse a la Iglesia. Riay Tatary, presidente de la Comisión Islámica de España, indica que, “con buena voluntad, es posible realizar los trámites precisos de forma resolutiva para llevar a buen fin la inclusión de la casilla en la declaración de la Renta con varias opciones confesionales, y sería muy positivo su efecto social al mostrar la normalidad de españoles de diversas confesiones religiosas”. Por su parte, la Federación de Comunidades Judías de España ha preferido no hacer declaraciones hasta que García-Canturri dé más datos sobre la cuestión.

Cuando financian los fieles

Sin embargo, los mormones no quieren este beneficio. Faustino López Requena, representante de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (55.000 fieles), indica que ellos se financian con las contribuciones de sus feligreses, por lo que “no esperamos ningún tipo de aportación financiera del Estado”. Por eso, “este no es un asunto en el que nuestra Iglesia esté interesada de forma particular, aunque está de acuerdo en que otras confesiones se beneficien también de este derecho”, afirma.

Por otro lado, los ortodoxos (1,5 millones) también tienen acuerdos con el Estado a través de FEREDE, puesto que “fuimos incluidos por hospitalidad jurídica dentro de ellos y somos beneficiarios”, explica Demetrio Sáez Carbó, archimandrita del Arzobispado Ortodoxo de España. En relación a su inclusión en la declaración de la renta, asegura que “es una iniciativa muy beneficiosa para todas las confesiones que tienen reconocido el arraigo en España”. Y valora “la buena voluntad”, por lo que “nosotros sí que lo vemos plausible, aunque a corto plazo es difícil”, mantiene.

En el mismo sentido opina Aníbal Matos, portavoz de la Sede Nacional de los Testigos Cristianos de Jehová (111.000 fieles): “Se trata de una propuesta interesante y que, en principio, busca equiparar a las confesiones, reconociéndoles un derecho que hasta ahora no han tenido a su alcance”.

Por último, Luis Morente, portavoz de la Federación Budista de España (80.000 fieles), valora “muy positivamente” las declaraciones de García-Canturri, puesto que “la equiparación en la asignación tributaria es una reivindicación que el colectivo budista mantiene hace años. Ello tiene, además, una base constitucional clara en los principios de igualdad ante la ley, y de no discriminación por razón de creencias religiosas. Al mismo tiempo, espera que “la actual coyuntura, determinada por el difícil entendimiento entre partidos, no provoque que muchos ciudadanos se vean imposibilitados para ayudar económicamente a sus confesiones religiosas”.

Publicado en el número 3.018 de Vida Nueva. Ver sumario

 


LEA TAMBIÉN:

Actualizado
05/01/2017
Compartir