El aborto, un desafío pastoral

 

Católicas reaccionan ante el Decreto 011 de la diócesis de Sonsón-Rionegro

mujer-embarazada

El 5 de marzo, monseñor Fidel Cadavid, obispo de Sonsón-Rionegro, emitió el Decreto 011, a partir del cual concedió la facultad para absolver del pecado del aborto, en el tiempo comprendido desde el Miércoles de Ceniza del año en curso, hasta el Domingo de Pentecostés, a los presbíteros incardinados en su diócesis que ejercen su ministerio en el territorio diocesano, así como a los sacerdotes de otras jurisdicciones eclesiásticas que hayan recibido facultades ministeriales para ejercer su ministerio en la Diócesis de Sonsón-Rionegro.

Dice el Artículo 3° del decreto: “Exhórtese a los fieles que se acusen del pecado del aborto al arrepentimiento profundo y a defender la vida humana en cualquiera de sus etapas, desde su concepción hasta la muerte natural”.

El 14 de marzo RCN La Radio informó que tras el anuncio de monseñor Cadavid el colectivo Católicas por el derecho a decidir hizo un llamado al diálogo. El grupo indicó que le inquietan las declaraciones expresadas por el obispo pues considera que a través de “esa campaña” se podría llegar a estigmatizar y ahondar la discriminación contra las mujeres que por distintas razones han interrumpido el embarazo.

Sandra Mozo, vocera de Católicas por el derecho a decidir, dijo al medio de comunicación que “es importante que el obispo tenga en cuenta que la decisión de abortar es un acto fundamentado en el principio de la libertad de conciencia, por lo tanto, interrumpir un embarazo se constituye como una decisión ética y moral respetable, que va más allá de la absolución o el perdón”. El colectivo instó a monseñor Cadavid a abrir un diálogo que realmente acompañe y comprenda las razones por las que las mujeres deciden interrumpir el embarazo.

Según el padre John Fredy Córdoba, delegado de comunicaciones de la diócesis de Sonsón-Rionegro, la posición de la Iglesia católica sostiene que “quien procura el aborto incurre en excomunión latae sententiae”. Esto se halla señalado en el Código de Derecho Canónico (cfr. c. 1398) y es citado en el primer numeral del decreto emitido por la diócesis. Como hace notar el presbítero, la redacción del Decreto 011 hizo énfasis en el aspecto normativo referente al aborto en el ámbito eclesial, sin incluir recomendaciones pastorales; de ahí las reacciones que generó el documento. Según Córdoba, actualmente se halla en preparación una circular de tipo pastoral dirigida a los presbíteros. Más que en los cánones de derecho eclesial este mensaje pretende enfocarse en las exigencias pastorales que supone el aborto para la diócesis.

 

TEXTO: VNC. FOTO: MDMUJER

El aborto, un desafío pastoral

Actualizado
06/04/2014
Compartir