Papa Francisco: “La resurrección de los muertos existe”

papa Francisco entre los fieles en la audiencia general del miércoles 4 de diciembre

En la audiencia de ayer, pide oraciones por las religiosas secuestradas en Siria

papa Francisco entre los fieles en la audiencia general del miércoles 4 de diciembre

El Pontífice durante la audiencia de ayer

ÁLVARO ESPINOSA MALAGÓN | Una vez más y no es casualidad, más de 50.000 peregrinos se concentraron en la Plaza de San Pedro ayer miércoles 4 de diciembre, para escuchar las palabras de Jorge Bergoglio, que recordó a las cinco religiosas secuestradas en Siria, además afirmó y expuso el ejemplo de Cristo como prueba de resurrección de la carne.

Después de recorrer en papamóvil descubierto (haciendo caso omiso a las recomendaciones de la policía de usar cristales blindados) las diferentes partes de la plaza, deteniéndose a acariciar y bendecir a los fieles, el Pontífice dedicó su catequesis a la “resurrección de la carne”, algo que “no es fácil de entender estando inmersos en este mundo”, según palabras del propio Papa.

En el Evangelio, explicó el representante de San Pedro en la tierra, encontramos la explicación: “Que Jesús haya resucitado es la prueba de que la resurrección de los muertos existe”.

Tuvo palabras para los que tienen miedo a la muerte: “La omnipotencia y la fidelidad de Dios no se detienen a las puertas de la muerte. Cristo está siempre con nosotros, viene cada día y vendrá al final. Entonces Él resucitará también nuestro cuerpo en la gloria, no lo devolverá al mundo terrenal. Viviendo de esta fe, seremos menos prisioneros de lo efímero, de lo pasajero”.

Como es habitual en el final de sus discursos, saludó con afecto a los peregrinos de lengua española, venidos de España, Argentina, Perú, Venezuela y otros países latinoamericanos. Y dedico una hermosa frase a los presentes: “Que todos demos testimonio alegre de esa condición de vida eterna hacia la que caminamos”.

El Papa no quiso olvidarse de las cinco religiosas del convento ortodoxo de Santa Tecla de Maalula (Siria), secuestradas por rebeldes, muy probablemente de un grupo de Al Qaeda.

Para ello invitó a rezar “por estas hermanas nuestras, y por todas las personas secuestradas a causa del conflicto en curso. Continuemos rezando y actuando juntos por la paz”.

Concluida la oración, el Santo Padre volvió a invocar a “María, Reina de la Paz”.

Actualizado
05/12/2013
Compartir