El cardenal Sistach recibe la Medalla d’Or de la Generalitat de Cataluña

cardenal de Barcelona Lluís Martínez Sistach recibe Medalla de Oro de la Generalitat de Cataluña

Reconoce su labor y la de toda la Iglesia

cardenal de Barcelona Lluís Martínez Sistach recibe Medalla de Oro de la Generalitat de Cataluña

El cardenal y el presidente Artur Mas

JORDI LLISTERRI. BARCELONA | La Medalla d’Or es la máxima distinción que otorga la Generalitat de Cataluña, que también fue concedida en su momento al cardenal Narcís Jubany, a la Abadía de Montserrat y al Monasterio de Poblet. Desde la semana pasada, la ostenta, además, el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach.

En el acto de entrega en el Palau de la Generalitat en Barcelona, el arzobispo recibió la distinción como “un reconocimiento al trabajo que hace la Iglesia en Cataluña”. “Una Iglesia que también debe ser la institución para los demás”, dijo Sistach citando las palabras del papa Francisco que piden “superar aspectos eclesiales de autodefensa y autoreferenciales, que la Iglesia salga de sí misma, y ​​que nos invita a ir a las periferias”.

El arzobispo citó varias veces en su intervención a los colectivos más afectados por la crisis y renovó el compromiso de la Iglesia de “continuar estando, desde nuestra identidad y desde el ámbito de nuestra misión, al servicio de Cataluña”.

El Gobierno catalán ha querido reconocer con este galardón la “contribución” del cardenal para que se realizara la visita de Benedicto XVI en 2010 para la consagración de la Sagrada Familia, y también la labor social de la Iglesia a través de entidades como Cáritas. En la entrega de la Medalla, el presidente Artur Mas añadió que “como ciudadano y como cristiano” estaba muy agradecido por la elección del papa Francesco en la que participó el cardenal Sistach: “Es un pórtico abierto a la esperanza que ahora tanto necesitamos”.

El teólogo Francesc Torralba fue el encargado de presentar una glosa sobre la figura del premiado, en la que destacó “una vida plenamente dedicada a la Iglesia y a su país” y un “testigo vivo y activo del aggiornamento de Juan XXIII”. En el austero acto de entrega de la Medalla d’Or, Sistach estuvo acompañado del resto de los obispos catalanes y de representantes de les entidades eclesiales de Barcelona.

En el nº 2.844 de Vida Nueva.

Actualizado
19/04/2013
Compartir