El Foro de Curas de Bizkaia pide a la Iglesia que ceda propiedades a desahuciados

manifestación en Barakaldo contra los desahucios a favor de la protección social

Los sacerdotes envían una carta abierta al obispo de Bilbao

manifestación en Barakaldo contra los desahucios a favor de la protección social

Manifestación en Barakaldo por una mayor protección social

ANDER LÓPEZ | El Foro de Curas de Bizkaia ha escrito una carta abierta al obispo Mario Iceta en la que le pide que, ante el drama que están sufriendo tantas familias por los desahucios, se “dé un paso más” para ofrecer a las familias afectadas el uso de las viviendas propiedad de la Iglesia.

Con esta propuesta, adoptada por este colectivo en su asamblea del pasado día 5, estos sacerdotes entienden que “la Diócesis de Bilbao, al abordar el problema de los desahucios de esta manera, colabora en la búsqueda de una solución (al menos de emergencia), sin renunciar a la siempre necesaria denuncia de las causas que están en el origen de la presente crisis económica”.

Esta propuesta, en línea con otras acciones significativas de este Foro de Curas en favor de los más afectados por “la crisis que vivimos, sus causas, sus graves consecuencias y los retos que esto plantea a nuestra condición de cristianos, de miembros de la comunidad eclesial y de presbíteros”, aparece en la citada carta al obispo desgranada en varias fases.

En primer término, instan a “hacer, con la mayor brevedad posible, un listado de casas curiales, vacías o fácilmente vaciables, o concedidas como segunda vivienda”. A continuación, invitan a “ofrecerlas para ser ocupadas de inmediato”.

Iniciada esta acción, piden “ofertar esta iniciativa a todas las instituciones de Iglesia, invitándolas a sumarse a la misma”. Y, finalmente, “en cuanto se pueda verificar que se han comenzado a ocupar de ese modo un número determinado de viviendas, extender la invitación a cuantas personas tengan una segunda vivienda o viviendas desocupadas a hacer lo mismo”.

Consecuencias inhumanas

El Foro de Curas de Bizkaia recuerda que la de los desahucios es “una de las consecuencias más inhumanas de esta crisis”, que ha afectado ya a 350.000 familias, y que se ha agravado “por los últimos casos de suicidio de todos conocidos”.

El último, concretamente en su diócesis, en la localidad de Barakaldo, donde una mujer se arrojó desde la cuarta planta de su vivienda. Precisamente ante este hecho, el obispo de Bilbao instó a la Administración y a las instituciones a que, “con máxima urgencia”, arbitren los mecanismos para evitar estas situaciones injustas, considerando –según una nota emitida por la diócesis vasca– “una prioridad absoluta la búsqueda de soluciones efectivas”.

En el nº 2.824 de Vida Nueva.

Actualizado
16/11/2012
Compartir