La Iglesia argentina denuncia los riesgos de la megaminería

La Pastoral Social y la Pastoral Aborigen de la Diócesis de Comodoro Rivadavia, en la sureña provincia de Chubut (Argentina), han emitido una declaración advirtiendo sobre los riesgos del incremento de la exploración y explotación minera en la zona, y rechazando “firmemente una política extractiva megaminera con uso de explosivos e insumos tóxicos cuyo poder de contaminación y de producción de desechos traen efectos devastadores hacia recursos como el agua, el suelo, el aire y la luz, que son bienes comunes”.

Los representantes de la Iglesia en Chubut sienten desde hace años una “honda preocupación acerca de la política extractiva en nuestra provincia”, que parece incompatible con la idea de un desarrollo “humano, integral, solidario y sostenible para los pobladores de nuestra provincia”.
La nota se produce a raíz de los rumores, en plena campaña electoral, de la reforma de una ley provincial que reprueba la extracción megaminera. “La tensión provocada por la lógica de un sistema mundial de producción –critica– ha generado una cultura consumista que hemos de cuestionar…”.
Mientras que aún falta un debate social integral sobre las consecuencias de este tipo de explotación minera, “se quiere instalar un discurso único acerca de los beneficios de los emprendimientos mineros, como única tabla de salvación para el sustento de los pobladores y para el resto de la provincia, cuando no ha habido una verdadera, continua y sostenible política integral a través del tiempo, que les permitiera cierto bienestar y calidad de vida por ellos mismos”.
El texto denuncia que se está provocando “la fragmentación de la población, contraponiendo conceptos tan atractivos como desarrollo y progreso al de sentido ético, descalificado por su aparente inutilidad material. Todos queremos progreso, pero no a cualquier costo y menos si se hace peligrar la vida de futuras generaciones”. Y, para dar respuesta, se propone promover el “desarrollo alternativo” a partir de una “visión ético-espiritual” que rescate “la actitud del cuidado y la protección como instrumentos para el buen vivir”. VNE
Washington Uranga. Buenos Aires

Actualizado
31/10/2011
Compartir