Julio Terrazas, un profeta latinoamericano

cardenal Julio Terrazas, Bolivia, fallecido en 2015

Coincidiendo con su renuncia por edad, sale a la luz un libro-entrevista con el cardenal boliviano

P. ARIEL BERAMENDI. SACERDOTE Y COMUNICADOR | Con la jubilación del cardenal Julio Terrazas Sandoval (Vallegrande, 1936), se cierra en Bolivia un ciclo de profetismo latinoamericano. La Iglesia en América Latina continúa necesitando profetas que lleven palabras de aliento y esperanza a los sectores del Pueblo de Dios que no logran entender ni asimilar el concierto latinoamericano, que se ha sumido en ritmos autoritarios y discursos demagógicos que no presentan soluciones estructurales y favorables a la sociedad.

Es en este contexto donde el cardenal Julio Terrazas acaba de cumplir 75 años de edad el pasado 7 de marzo y, obedeciendo las normas de la Iglesia católica, ha presentado ante el papa Benedicto XVI su renuncia oficial como arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Julio Terrazas, por su fuerza moral, se ha ganado un lugar en la reciente historia de la Iglesia católica como un profeta latinoamericano; si bien no se sabe efectivamente cuándo se jubilará como arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, su presencia marca un antes y un después en este país donde el Pueblo de Dios peregrina en un clima de sistemática hostilidad hacia la institución eclesial.

Será por esto que la noticia de su renuncia originó recientemente una confusa espiral de aclaraciones y desmentidos en los medios de comunicación bolivianos; lo cierto es que, cuando cesen sus funciones como arzobispo de Santa Cruz, quedará un vacío en la Iglesia y en la sociedad boliviana.

Recientemente, he podido conversar largamente con el cardenal Terrazas en vistas a publicar un libro-entrevista sobre su visión y experiencia personal. Le pregunté cómo viviría la nueva fase, luego de que concluyan oficialmente sus funciones de arzobispo de Santa Cruz. Su respuesta a esta y a otras preguntas aparecen publicadas en el libro Servidor de todos. Coloquios con el Cardenal Julio Terrazas, presentado este 1 de abril. Mientras tanto, adelanto aquí lo que me respondió: “Para el futuro, no tengo un proyecto en particular al cual me dedicaré; mientras el Señor conserve mis fuerzas, podré seguir siendo testigo de alguien que vino para que nuestros pueblos tengan vida”.

En el nº 2.748 de Vida Nueva (artículo completo para suscriptores).

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
04/04/2011
Compartir