División en los escolapios de Valencia

Una veintena de religiosos crea una nueva institución vinculada al Camino Neocatecumenal

El General de los escolapios, Pedro Aguado (izq.), y el cardenal Rodé

JOSÉ RAMÓN NAVARRO PAREJA. VALENCIA | El Arzobispado de Valencia, a través de su pastoral educativa, acogerá a una veintena de religiosos de la Provincia Escolapia de Valencia que, tras un proceso de discernimiento, en el que ha intervenido la Santa Sede, crearán una nueva realidad eclesial. La decisión cierra un proceso de división que amenazaba desde hace unos años a esta provincia, donde un grupo de religiosos pretendía vivir de forma distinta el específico carisma escolapio.

La problemática surgió hace más de una década, cuando dentro de los escolapios de Valencia se fue constituyendo un grupo de religiosos con una sensibilidad muy vinculada al Camino Neocatecumenal.

En la práctica, a los problemas que supone esta doble obediencia, estos religiosos fueron introduciendo en los colegios una serie de prácticas pedagógicas y pastorales que, para el resto de escolapios, se alejaban del carisma de “piedad y letras” heredado del fundador, san José de Calasanz. [Seguir leyendo]

En el nº 2.745 de Vida Nueva.

Actualizado
11/03/2011
Compartir